Curiosidades

Tesorera en aprietos

Tesorera en aprietos

domingo 24 de diciembre de 2017 - 12:00 a.m.
Redacción El Siglo
redaccion@elsiglo.com.pa

‘Mi madre, hoy es doce de diciembre, o sea que pasado es catorce', le gritó Jilma al buenazo de Pancho

El drama de Jilma llevaba casi veinte años, cada diciembre la hallaba con el pensamiento maquinando cómo recuperar el dinero pellizcado al fondo del club Las millonarias de diciembre, que era una cooperativa del barrio.

‘Mi madre, hoy es doce de diciembre, o sea que pasado es catorce', le gritó Jilma al buenazo de Pancho, su flamante marido que no trabajaba porque madrugar le provocaba dolores en la frente, aparte de que carecía de nervios firmes para manejar en este país de locos, y lo de moverse en bus, pirata o taxi no estaba en sus planes. ‘Por ahí la vamos pasando poco a poco', le dijo a su mujer y se plantó en la casa a ver televisión y a preparar la comida mientras Jilma sí se enfrentaba con los buses y con cuanto medio de transporte le permitiera llegar al trabajo, lo del club lo atendía en las horas libres y el cuaderno de la tesorería, donde guardaba el chimbilín, permanecía debajo del colchón. Ella confiaba ciegamente en su marido, quien cada año la ponía en aprietos porque cuando se antojaba de pintear pellizcaba el dinero de Las millonarias de diciembre.

El hombre se hizo el loco y siguió buscando su saladito, pero esta vez Jilma no le siguió el juego, al contrario, se sentó en la cama y lo jamaqueó diciéndole de malas maneras: ‘Yo con la mente turbada por el platal que falta y que no sé de dónde voy a sacar y tú con ganas de coger, ponte a pensar cómo y de dónde parimos esa plata, tú sabes bien que estas mujeres del carajo quieren su dinero el 14 a primera hora'. Era la primera vez, en dos décadas de vida conyugal, que Jilma se lo negaba, y eso lo aculilló pensando si habría otro man rondándola, porque él, a su manera, la amaba y le daba susto que de repente ella se fijara en uno más echaopa'lante que él.

Pasó la mañana entera sangrándose el coco para encontrar cómo reponer el dineral que faltaba, hasta que vio a don Rufo en el minisúper, al viejo se le notaba el hambre vieja, el fastidio porque no le caía nada, y al flojondango de Pancho se le ocurrió contarle su pena: ‘Ay, don Rufo, supiera que mi Jilmita está enferma, pura preocupación porque en el trabajo le robaron una parte del fondo del club y ya pasado mañana le toca repartir, etc.'.

Esa misma tarde, el don esperó a Jilma y le dijo que cualquier cosita que necesitara, él estaba dispuesto a colaborarle, y que fuera a su casa para conversar bien, que no se dejara intoxicar la mente por un problema de verdes. ‘Pero vaya a mi casa, que allá es donde se puede hablar de estos temas, alguna solución hallaremos', manifestó el don mientras miraba los melones de Jilma, que no decaían con los años ni con el maltrato labial de Pancho, que a diario se les pegaba por horas, y no conforme con succionarlos los mordisqueaba sin compasión.

‘Anda, anda y que te resuelva, a ese viejo ya ni se le levanta, nada pierdes y mucho ganas', le dijo Pancho a su mujer, quien al anochecer sonó la puerta de la casa de don Rufo, que se había bañado bien y con el pecho empolvado y la caja del chenchén en las piernas la esperaba ansioso. ‘Aquí están, Jilmita, tenga los 800 panchitos que su marido le pellizcó y vamos a la camita que allá es donde usted me va a pagar', le dijo el viejuco y para sorpresa de ella la levantó en vilo y la puso en la cama, donde la fue desvistiendo con un arte y empezó su faena. ‘Yo la trabajo exquisitamente antes de aquello', le susurró el don, y a Jilma le gustó tanto el calentamiento que logró sus primeras aguas antes de sentir el ímpetu de la hambruna que agobiaba al vétero. Se mudó un mes después, dejando a Pacho convencido de que las canas hay que respetarlas y nunca menospreciarlas.

Libidinoso: Venga a mi casa para hablar bien. Estilo: El antes es muy importante para mí.
 

comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
  • Fotos

Lotería

domingo 16 de diciembre de 2018

  • 55222 1er Premio
  • DBAA Letras
  • 1 Serie
  • 9 Folio
  • 50555 2do Premio
  • 24009 3er Premio