Curiosidades

Un tercero siempre está de más

Un tercero siempre está de más

martes 27 de marzo de 2018 - 12:00 a.m.
Redacción El Siglo
redaccion@elsiglo.com.pa

Allí se estableció el infeliz, despojado de todos sus bienes y sacado de la casa que él mismo construyó para vivir con su esposa

Apenas comenzaba la Cuaresma, ningún lugareño se aventuraba por el camino que rodeaba el cementerio; a todos los aterraba una urgencia nocturna que los obligara a pasar por allí. Le tocó a uno regresar a medianoche de dejar a un enfermo, apuró el paso y cuando ya casi dejaba el camposanto oyó el quejido. Se detuvo porque sus piernas se negaron a avanzar; lo oyó de nuevo, sonoro, auténtico, un quejido de dolor, de hombre. Echó a correr despavorido, y a la mañana se difundió el susto: ‘le salió un fantasma en el cementerio', decían por todos los caminos; antes de las ocho lo supo Leonisa, quien, cuarenta años antes, precisamente en un día santo, había sacado de la casa a su marido Carmelo, al que le tocó construir su nueva vivienda al pie del panteón, cuyas tierras nadie reclamaba para cultivar ni vivir.

Allí se estableció el infeliz, despojado de todos sus bienes y sacado de la casa que él mismo construyó para vivir con su esposa. Tras ese hecho bochornoso, muy poco se le veía en el pueblo, donde se comentaba ‘algún día Leonisa y Rodolfo, el intruso, se la pagarán'. Varios habían muerto sin ver el castigo a los adúlteros, pero los sobrevivientes esperaban y lo presagiaron la mañana esa, unos 45 días antes, cuando Leonisa oyó el cuento del fantasma que había asustado al lugareño y se persignó diciendo ‘no son fantasmas, seguro que Carmelo está enfermo'. Se encaminó allá y lo sacó hasta un centro médico, pero antes volvió a su casa a buscar plata y a decirle a Rodolfo: ‘Ahora te toca salir a ti, mi esposo está enfermo y lo llevo al hospital, cuando salga de allá, vivo o muerto, lo traigo derechito para acá, así que recoja lo suyo y váyase por donde vino'.

Fue lo que los acompañantes supusieron que ella le había dicho, porque Rodolfo le gritó: ‘Solo muerto me sacas de aquí, yo soy el dueño de esto, si lo traes para acá, vivo o muerto, me ahorco en ese guayacán'. Leonisa siguió adelante con su enfermo, y con él se quedó día y noche en el hospital mientras el pueblo entero acechaba la muerte del enfermo y la de Rodolfo, quien les repetía ‘si ella lo trae a mi casa, me ahorco en el guayacán'. Fue por una mejoría repentina que los galenos decidieron mandar unos días a Carmelo a la casa. ‘Tómense unas vacacioncitas y regresan el domingo para seguir el tratamiento intravenoso', le dijeron a Leonisa, quien contrató un carro para llevar al enfermo. Cuando llegaron, ella entró con él de la mano y le sirvió, como antaño, la comida que había mandado preparar. El viejo, con los ojos semicerrados, tomaba el alimento conforme Leonisa se lo iba dando. ‘¿Quién es ese que veo ahí?', dijo el paciente con su voz apenas audible. ‘Es un mozo, pero ya se va, no sabe trabajar', gritó ella y siguió en su afán de alimentarlo. Luego lo acostó en la cama matrimonial que él mismo había comprado cuarenta años antes y que solo usó seis meses. Afuera, soga en mano, Rodolfo instaba a Leonisa a sacar al enfermo de la casa. ‘Se va él o me voy yo, y para el más allá', le decía. Dos veces repitió la frase, y siempre le contestó ella: Te vas tú, ahora te toca a ti.

Leonisa le señaló la puerta, y el hombre, desesperado y rabioso salió en busca del guayacán; alcanzó a oír que alguien le decía ‘déjese de esos juegos, Rodolfo, no tiente al ‘Malo', fíjese qué día es hoy'.

Subió con la soga en una mano, cuando alcanzó la altura deseada la dejó caer, en eso oyó el canto fúnebre del cocorito y, al parecer, se asustó y resbaló, trató inútilmente de agarrarse de una rama; nadie pudo evitar la mortal caída. Cayó junto a la soga que nunca pensó usar, con los ojos abiertos, dilatados por la muerte; Leonisa salió brevemente a cerrárselos y entró de nuevo al hogar a atender a Carmelo.

‘Déjese de esos juegos, Rodolfo, no tiente al ‘Malo', fíjese qué día es hoy'
 

comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
    Por jóvenes de escasos recursos creará fundación.
  • Fotos

Lotería

miércoles 25 de abril de 2018

  • 6828 1er Premio
  • DDAC Letras
  • 20 Serie
  • 11 Folio
  • 2933 2do Premio
  • 5475 3er Premio