Curiosidades

Runcherías

Runcherías

jueves 6 de junio de 2019 - 12:00 a.m.
Redacción El Siglo
redaccion@elsiglo.com.pa

Fue Genoveva la que formó el despelote cuando Fermín llegó iracundo a reclamarle.

Los amantes creen que la pobre mujer que se los da gratis no tiene derecho a recibir un regalo caro, a esa le dan cualquier cosita comprada de apuro o por ahí, sobre todo las chucherías que ofrecen las comerciantes de pacotilla a las en estos meses se les infla la venita de vendedoras y que establecen su ‘buhonería' en la oficina a sabiendas de que está prohibido.

Fue Genoveva la que formó el despelote cuando Fermín llegó iracundo a reclamarle por unas plumas adornadas con una rosa de foamy que ella le vendió y que él le dio como regalo del Día de la Madre a Sandra, su amante, quien la mañana siguiente lo recibió con tres piedras en la mano y le negó lo suyo con palabras de reclamo airado por la runchería del obsequio de los bolígrafos adornados con la flor.

‘Esa porquería está bien para dárselo a una vieja, a una chancera o a la empleada de tu casa, pero a mí no me vuelvas a traer esas runcherías que quién sabe a que runcha le compraste, además a esas rosas les falta estilo y fineza, de seguro que bien ruda y chambona es la que las decoró, una plumita de a cuara con otro cuara de la rosita y medio centavo de escarcha, ¿cuánto pagaste por esa porquería?', gritó Sandra cuando, goloso, Fermín le pellizcó la cuca. ‘Anda a pellizcar a tu abuela', contestó y aquel la remató: ‘Habla como una dama, sabes bien que mi abuelita ya partió, mira cómo estás hablando, como cualquier runcha'.

Lo mandaron para el carajo con la advertencia de que olvidara el camino, por lo que Fermín llegó a la oficina dispuesto a desquitarse, y arremetió contra Genoveva que mordía una empanada más dura que la misma vida. ‘No vuelvas a venderme runcherías, duro que me trataron a mí por ese regalo, es más, devuélveme la mitad', gritaba Fermín; Genoveva se sacudió la falda y se le paró cerquita: ‘Mira, esa pluma no es cualquier pluma, además, la rosa es todo un arte y la artesanía se paga caro, lo que pasa es que tú y muchos aquí están acostumbrados a comprar los productos hechos en serie por los pobrecitos de China, esos sí les gustan, sin embargo, lo fabricado con las manos no les gusta, eso sí es ser runcho, ver lindo lo que tiene todo el mundo, seguro que tu mujer no se va a encontrar a nadie que tenga una pluma como esa, eso es estilo'.

A Fermín no le gustó el tonito de Genoveva y como estaba rabioso porque Sandra se lo había negado por culpa de ella le gritó: Tú, a quien todas tus compañeras critican por runcha y mal vestida, hablando de gente runcha, dame mi plata ya. A Genoveva se le subió la ira cuando supo que era el blanco de las críticas y se le abalanzó exigiéndole los nombres de las criticonas.

Corina, Alva, Gilda, Belis, Norma, etc., dijo Fermín y la ofendida se lanzó sobre las señaladas que fueron vomitando otros nombres; el despelote fue grande, porque Genoveva tenía su maestría en riñas tumultuarias, pero el grupo rival era numeroso así que tomó puño de lo lindo hasta que el mismo causante de la pelea trajo a los seguridad porque él no pudo separarlas. Cuando los llevaron ante los superiores aquel dudó en despedirlos porque muchas se salieron con el viejo cuento de ‘soy padre y madre'. El hombre respiró profundo y los recuerdos de su niñez de carencias junto a su madre trabajadora lo golpearon; no tuvo corazón para mandarlas para la casa, pero le dio un regaño cabrón a Genoveva por insistir en las ventas en la oficina.

La próxima vez que traiga algo para vender la boto de inmediato, a usted y a quienes le compren, tenga claro eso. ¿Ni siquiera una ensaladita de mango o una pesadita?, preguntó llorosa Genoveva. ‘Ni verg…', contestó el don y todos se retiraron, porque cuando el jefe soltaba una palabra sucia era indicio de que estaba requetecabreado y cualquier decisión irrevocable podía tomar.

‘No vuelvas a venderme runcherías, duro que me trataron a mí por ese regalo, es más, devuélveme la mitad', gritaba Fermín; Genoveva se sacudió la falda y se le paró cerquita: ‘Mira, esa pluma no es cualquier pluma
 

comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
  • Fotos

Lotería

domingo 13 de octubre de 2019

  • 1725 1er Premio
  • DDBC Letras
  • 6 Serie
  • 3 Folio
  • 5472 2do Premio
  • 4486 3er Premio