Curiosidades

Una rubia en casa

Una rubia en casa

lunes 1 de mayo de 2017 - 12:00 a.m.
Redacción El Siglo
redaccion@elsiglo.com.pa

Tienes un cabello macho, me gusta, tu negro se ve natural

Aminta estaba cabreada de tirar la mano para ‘espantar' a las que querían golosearle al marido, Lino, quien encajaba perfectamente en la panamenísima descripción ‘no es ni bonito ni feo', lo que no era impedimento para que hubiera muchas dispuestas a darle el cariño que, según él, Aminta le negaba. ‘Solo estoy esperando hasta fin de año, si ella no cambia la dejo, año nuevo vida nueva', era parte del discurso con el que Lino enamoraba a las incautas que, aunque lo oyeran en enero, mostraban mucho corazón para esperar a que quedara libre.

Del último enfrentamiento con la tercera rubia del año, Aminta sacó un brazo fracturado, la otra se le enfrentó bonito y la recostó contra una pilastra del local adonde ella llegó a atacarla. Tuvieron que ayudarla varios transeúntes, entre ellos un galeno que la llevó a un centro médico; en el camino le preguntó el porqué de la riña con la otra dama. ‘Es que esa perra anda con mi marido, llevan dos meses saliendo, es la tercera que le espanto este año, y todas son fulas', contestó Aminta, y el hombre le sugirió que si al infiel le gustaban tanto las rubias que se cambiara ella el color del cabello: ‘Póngase fula usted también, será que a él le gustan rubias, haga eso antes de que se quede sin brazo'.

‘Quiero que me pongan fula, bien fula, y me deja un poquito del químico para ponerme allá abajo, necesito con urgencia ponerme rubia, hay varias fulas con ganas de quitarme a mi marido, y primero muerta que dejármelo quitar', le dijo Aminta al estilista, quien le miró el cabello, luego el rostro y, finalmente, quiso hacerla cambiar de opinión.

Tienes un cabello macho, me gusta, tu negro se ve natural, no es buena elección cambiarlo, dijo el caballero de los tintes, pero Aminta se enojó y le gritó: ‘Cuál es el problema, yo cargo mi décimo completito para pagarte. Quiero salir de aquí rubia, oíste'. El hombre no se dejó intimidar y con maneras y voz suaves trajo una peluca rubia y se la puso. ‘¿Vio que no le luce?, se lo digo yo que amo el pelo rubio, repetía el del salón, por lo que Aminta se fue enojada y entró a otro local con el fajo de billetes en la mano y gritando cuánto cobran por ponerme tan rubia como una mujer de Ucrania. Enseguida, un estilista coqueto puso manos a la obra; horas después salió transformada, tanto que se encontró a varios conocidos que no la reconocieron. Apenas estuvo en casa se plantó frente al espejo a contemplarse, primero se vio hermosa, luego le pareció que estaba demasiado pálida. En esa confusión la encontró Lino, que venía pasadito de copas, como ocurría cada vez que salía a ‘quemarla'. ‘Me tomo unos traguitos para que Aminta me sienta olor a guaro y se figure que yo pasé todas esas horas tomando con mis amigos', les decía él a quienes perdían el tiempo oyendo sandeces.

Ella lo miró con la mirada boba del amor, se soltó la cabellera y caminó sensualmente hacia él; en el trayecto arrancó un adorno del arbolito y se lo puso en la melena. ‘Tienes una rubia en casa, mi amor', le dijo a Lino, quien se frotó varias veces los ojos como para ver mejor, y cuando la tuvo cerquita soltó una carcajada de borracho y gritó: así que eres tú, mi pelinegra, fíjate que rubia no me gustas ni un poquito, pareces un mono blanco, de esos que se ven en los programas de …

No pudo terminar, Aminta sacó la mano y lo sonó por primera vez y con tanta fuerza que lo sentó en el piso, donde, repuesto de la sorpresa, Lino siguió riéndose y llamándola mono blanco. Se enfrascaron en una riña sin fin que terminó cuando ella recordó que tenía un brazo resentido y dejó de golpearlo para salir al salón de belleza, ahora a exigir que le devolvieran su color negro natural.

Exagerada: Póngame toda rubia, arriba y abajo. Gustos: Las de afuera, fulas, pero pelinegra la de la casita.
 

comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
  • Fotos

Lotería

domingo 22 de octubre de 2017

  • 1858 1er Premio
  • BDAC Letras
  • 14 Serie
  • 15 Folio
  • 1668 2do Premio
  • 1396 3er Premio