Curiosidades

Le rompió el corazón y se fue del país

Le rompió el corazón y se fue del país

domingo 6 de diciembre de 2020 - 12:00 a.m.
Redacción El Siglo
redaccion@elsiglo.com.pa

Carmen, una dominicana que tiene 25 años de vivir en Panamá, añora la isla, aunque está resignada de que su futuro está en las tierras canaleras.

Carmen, una dominicana que tiene 25 años de vivir en Panamá, añora la isla, aunque está resignada de que su futuro está en las tierras canaleras.

Antes de la pandemia ganaba hasta mil dólares mensuales como masajista. Ella trabajaba con una paisana de nombre Leticia, quien le ayudó por varios años, en la sala de masajes pero una vez llegó la pandemia tuvieron que reinventarse para poder subsistir.

Leticia decidió utilizar un cuarto que mantenía alquilado para seguir el negocio y atender a sus clientes en horas nocturnas pero sin cometer ilegalidades, puesto que como todo extranjero llevaría las de perder.

En los primeros meses había poca frecuencia pero al cuarto mes ya la situación era insostenible, puesto que no había ingresos por lo que veía con profunda nostalgia algunas fotos de los días en que la sala de masajes estaba llena al punto de atender hasta 25 personas en un día bueno.

Desde que inició el negocio de los masajes tenía como norma brindar el servicio pero no ligarlo en ningún momento con vínculo amoroso.

En una sesión de masaje conoció a Roberto, quien después de su jornada laboral generalmente los viernes, acudía por un rato de placer. El man le confesó un día a Leticia que tenía unas manos maravillosas y se convirtió en un cliente frecuente durante dos largos años.

Sin pensarlo, Leticia venía sintiendo algo desde hacía meses atrás, pero una vez pensaba en Roberto otra parte de su mente le decía que olvidara el tema porque a los clientes no se les podía ver como otra cosa sino como alguien pasajero.

En un día de sesión espalda, piernas, torso, pectorales y parte baja del vientre, las cosas se salieron de control y Leticia lejos de evitarlo permitió que sucediera lo que ella luego le contó a Carmen.

‘Ese hombre tenía que ser mío', no lo podía dejar ir o escapar para otra y se enamoró del que era su cliente por casi dos años.

Una vez el vínculo cambió iniciaron los problemas lo que Carmen le había advertido, los celos, malas palabras, intolerancia y demás era el cuadro entre la pareja.

La dueña del negocio decidió hablarle con claridad a su paisana, todo migrante debe jugársela en territorio ajeno y por su propio bienestar debía decidir si cortaba de raíz con el amante o seguía buscan su propio bienestar pero no pudo evitarlo.

Las peleas eran más constantes lo que al final desató que Leticia decidiera irse de Panamá en la primera opción de vuelo que saliera.

Carmen, quien a pesar de hablarle para que se mantuviera en el país porque la pandemia pasaría, no logró convencerla y lamentó la partida de su amiga Leticia a la isla, donde ya más de 2 mil dominicanos han retornado, los cuales a su juicio se arrepentirían porque el centro de América es Panamá, lo que la hace grande.

Sobre Roberto, pues continúo con su vida y se juntó con una chiricana bien berraca que lo dejó caminando por la orillita y juicioso. Por algo dicen que son ‘ganado bravo'.

Las peleas eran más constantes lo que al final desató que Leticia decidiera irse de Panamá en la primera opción de vuelo que saliera.


comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
  • Fotos

Lotería

miércoles 23 de diciembre de 2020

  • 9298 1er Premio
  • BBCB Letras
  • 22 Serie
  • 12 Folio
  • 5409 2do Premio
  • 6289 3er Premio
Change privacy settings