Curiosidades

Renovado

Renovado

martes 1 de enero de 2019 - 12:00 a.m.
Redacción El Siglo
redaccion@elsiglo.com.pa

Cualquiera se asusta ante la posibilidad de que lo manden a buscar de allá ‘Arriba', Mario tomó decisiones drásticas tras un sustito de la salud 

Cualquiera se asusta ante la posibilidad de que lo manden a buscar de allá ‘Arriba', Mario tomó decisiones drásticas tras un sustito de la salud que lo puso a reflexionar sobre la doble vida que llevaba desde la luna de miel, cuando aprovechó un mandadito y llegó donde Fariza, la amante, a darle también su probadita.

Ese fue el primer queme que sufrió Olga, su mujer, justo antes de las 72 horas de casada, el primero de una seguidilla interminable que puso el hogar en crisis más de cuatro ocasiones, y que siempre terminaba cuando de labios de Mario salía la promesa solemne de no volverlo a hacer nunca más.

Mientras el matrimonio se desangraba en las peleas por la tercera persona en la relación conyugal, Fariza iba, poco a poco, comprometiendo su corazón y cuando se dio cuenta ya le era difícil apartarse de Mario, quien, por un exceso en el comer y beber, sufrió un patinazo con los niveles de glucosa y quedó en el hospital varios días, tiempo en el que Olga no se apartó de su lecho de enfermo y que él aprovechó para reflexionar sobre la canallada que le hacía.

Apenas se recuperó, elaboró su listado de metas del nuevo año, entre los objetivos estaban: no mentirle a su mujer, acostarse más temprano, ahorrar luz, agua y dinero, cocinar los fines de semana, comer menos arroz, olvidar las frituras, mandar al carajo la comida chatarra que religiosamente compra el día de la quincena, hacer ejercicio, mantener el celular con acceso libre y a la vista de todos, y otros fines más, pero el básico, el primordial, era bloquear a Fariza y eliminarla para que ella no volviera a tentarlo con infidelidades.

Muy decidido se dijo un poco antes de la llegada del Año Nuevo: ‘Fariza es un libro cerrado ya, se queda ella en el 2018, ya era hora de cerrar ese capítulo de mi vida, libro cerrado mucho he ganado'.

Celebró su Año Nuevo en familia, y aunque de vez en cuando la mente lo traicionaba con el recuerdo de Fariza, trataba de hacerle frente repitiéndose ‘ya no soy el que era, ahora estoy renovado'.

Recibió el 2019 totalmente convencido de que su hogar era la primera responsabilidad y su mayor bien. Regresó al trabajo con el ánimo en alto, pero apenas llegó una compañera le preguntó qué le pasaba.

‘Estoy feliz, por qué la pregunta', contestó, y la compañera, que era la consejera del grupo, le dijo compasivamente: ‘Algo te pasa o te pasó en las fiestas de Año Nuevo, tus ojos no pueden esconder la nostalgia grande que te está matando, algo te pasó, cuéntame, suelta el cuento que aquí estoy yo para aconsejarte'.

Todo el dolor derivado del cierre del libro de Fariza se juntó en su pecho y se soltó en un llanto ruidoso que alarmó a la compañera que, pacientemente, espero que Mario se desahogara para confesarlo y darle la solución.

Cuando el hombre pudo limpiarse las últimas lágrimas le contó a la amiga que para no poner en riesgo el hogar había decidido terminar la relación con Fariza y no reanudarla jamás. La mujer pensó durante varios minutos y finalmente sugirió que tampoco era justo para Fariza cortarla de un tajonazo, que eso debía ser poco a poco, porque eran muchos los años que ella le había dedicado.

‘Esos libros viejos ya tienen muchas páginas, por lo que no se cierran de golpe, son muchas las horas de cama para dejarla de repente y como si nada', aseguró aquella, y el rostro de Mario irradió alegría cuando sus dedos desbloquearon el número de Fariza, y casi llora de la misma emoción mientras oía el llanto de ella a través del teléfono mientras él le ‘explicaba' que por su mente de pollo había dejado el celular en el hospital y que por casualidad lo había recuperado.

‘Estaba desesperado por llamarte', añadió Mario mientras miraba impaciente el reloj en espera de la salida para ir donde Fariza a reabrir el libro. La renovación duró poco, lo que pasa a menudo cuando no existe la intención de cambiar.

Una relación de muchos años no se deja de la noche a la mañana.
 

comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
  • Fotos

Lotería

miércoles 16 de enero de 2019

  • 7207 1er Premio
  • CBAC Letras
  • 12 Serie
  • 1 Folio
  • 5622 2do Premio
  • 9964 3er Premio

miércoles 16 de enero de 2019

  • 7207 1er Premio
  • CBAC Letras
  • 12 Serie
  • 1 Folio
  • 5622 2do Premio
  • 9964 3er Premio