Curiosidades

Los dos relojes del muerto

Los dos relojes del muerto

jueves 13 de junio de 2019 - 12:00 a.m.
Redacción El Siglo
redaccion@elsiglo.com.pa

En la iglesia se formó un primer zaperoco porque Estrella no se atrevía a mirar al difunto.

En broma y a menudo, Beto decía que su sepelio sería histórico. Era de madrugada, pero todos los vecinos despertaron cuando oyeron el grito de Estrella anunciando que habían matado a su marido. ‘Un desgraciado hijo del mismo demonio me lo mató tan solo porque lo halló comiéndose a su mujer en la misma cama matrimonial', decía y fue socorrida por varias vecinas que temblaban ante la sola idea de que les pasara una experiencia tan dolorosa.

No hubo fuerza humana que le impidiera a Estrella presentarse en la casa de la que había sido amante de su marido y nadie pudo callarla ‘no creas, infeliz, que solo yo me voy a quedar sin marido, te juro que voy a mover todos los tentáculos del mismo diablo para que tu marido asesino no salga nunca más de la cárcel'. La mujer del asesino y examante de Beto se jactaba, al igual que Estrella, de bellacona y lisa con la lengua y con las manos, por lo que le ripostó cada ataque y le juró que ella iría al sepelio para ver a Beto por última vez.

‘Y ponle sus dos relojes finos y vístelo caro', gritó la causante de la desgracia y Estrella retrocedió dos pasos con la intención de matarla, pero abandonó la escena porque su hermano Robinson la levantó en vilo y le metió tres bofetones para que no vomitara más porquerías verbales. ‘Así que a mi cuñadito le gustaba todo por par, dos mujeres buenonas y dos relojes finísimos', comentó Robinson y su hermana le devolvió la ofensa exigiéndole que la ayudara a vestirlo porque temía que la ex se presentara a ‘apoyarla'.

‘Tú eres experto en reprimir mujeres, así que te toca', le dijo rabiosa Estrella y la prendita de su hermano que acababa de llegar de un ‘largo viaje' dijo que con gusto tallaría a su cuñadito para que se fuera bien lindo adonde San Pedro. ‘Y dame todas sus prendas, sus dos relojes, todito porque él debe ir preparado por si tiene que dar su salpique allá, nadie sabe cómo es la cosa por esos lares', pidió Robinson y Estrella le entregó todo con la orden expresa de que le pusiera los dos relojes en un mismo brazo. ‘Usted manda, viudita de un quemón caído en el cumplimiento del deber', dijo Robinson con una sonrisa que dejaba ver el anticuado diente de oro.

En la iglesia se formó un primer zaperoco porque Estrella no se atrevía a mirar al difunto y empezó a gritar, las primas, para calmarle la histeria, le dieron tres bofetadas que ella devolvió sin rumbo. Siguió llorando desesperada mientras se aproximaba al cajón y retrocedía. Fue eso lo que aprovechó la amante para acercarse y, contrario a lo que se esperaba, la viuda se animó con la presencia de la otra y se atrevió a tocar el féretro.

Abrazadas dieron la orden de que levantaran la tapa y ambas gritaron ¡¡¡¡papiiiii!!!!! El grito fue seguido de otro de la amante preguntando por qué el cadáver tenía un brazo doblado debajo de la espalda y dónde estaban los dos relojes del muerto. ¡¡¡¡¡¡ROBINSON!!!!!!!, gritó Estrella y este dijo que los relojes estaban en el brazo doblado.

En una maniobra fugaz y conjunta las dos mujeres acomodaron el brazo y así mismo fue el grito de sorpresa porque descubrieron que el muerto no tenía ningún reloj. Estrella acusó a Robinson, quien se defendió a gritos y empujones, primero, pero cuando ellas lo abofetearon sacó un arma y disparó al techo aculillando a los asistentes; en el tumulto por meterse debajo de las sillas y huir tumbaron el ataúd que fue levantado una hora después, cuando vino la Policía y se llevó a Robinson.

Solo quedaron las dos viudas y los de la funeraria, quienes dijeron: ‘Rápido, al cementerio, que el reloj de aquí ya marca las cinco y el de allá siempre anda adelantado'. Y al camposanto se llevaron a Beto sin sus relojes, pero detrás del féretro caminaban sus dos mujeres.

‘Rápido, al cementerio, que el reloj de aquí ya marca las cinco y el de allá siempre anda adelantado'
 

comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
    Marta Noemí Noriega y los 500 años de la ciudad de Panamá .
  • Fotos

Lotería

miércoles 21 de agosto de 2019

  • 7708 1er Premio
  • ABDB Letras
  • 1 Serie
  • 11 Folio
  • 9210 2do Premio
  • 6640 3er Premio