Curiosidades

La que puede, puede

La que puede, puede

domingo 30 de junio de 2019 - 12:00 a.m.
Redacción El Siglo
redaccion@elsiglo.com.pa

Dos seguridad tuvieron que llevársela cuando ella amenazó con golpear.

Nancy conoció a Richard cuando éste le explicaba a un primo de ella sobre unas pinturas para carros; eso sí por muchos ojitos que le echó él ni la volteó a ver ya que para esos días andaba como dice la gente de El Chirriscazo ‘enculado' con una vecina.

Dio y dio varios meses hasta que se lo encontró en un metrobús, pero él iba acompañado de una mujer de mirada intimidatoria. Caminó hasta los últimos asientos del bus, para observar cada gesto de la pareja.

Tuvo la suerte de correrse hasta quedar detrás de ellos, así supo que se llamaba Richard y que la que iba al lado era su ex, con quien tenía cuatro pelaos, que vivían con la mamá de él. Tuvo la suerte de que la ex se bajó antes que él y enseguida ella se sentó al lado de Richard, quien la miró extrañado cuando ella lo saludó por su nombre.

‘No recuerdo conocerte, mami', le dijo él y ella le aclaró que se habían visto en una reunión política. Nancy bajó en la misma parada que él y lo siguió hasta una esquina, donde vio que lo esperaba una mujer. Cuando los vio entrar a un restaurante los imitó y se sentó frente a ellos. Comió sin dejar de mirarlos hasta cuando él reparó en su presencia y quiso disimular que no la había visto, pero ella le dijo: ‘Hola, Richard'.

La otra la miró interrogante y de mal talante, pero Nancy no se amilanó y le preguntó a Richard por los niños. ‘¿Cuáles niños, de qué niños habla ella, papi?', gritó la otra ante el nerviosismo de Richard, quien a pesar de su tamaño y contextura recia se volvió un ocho y contestó que eran sus sobrinos, hijos de su hermana.

‘¿Cuál hermana? Si tú no tienes hermanas, habla claro, coño, o yo pateo todas estas mesas y les pego hasta a los seguridad', vociferó la novia de Richard, quien para salir del enredo dijo que no quiso decir hermana, sino cuñada, y que son los sobrinos que viven lejos, en la frontera. ‘¿En cuál frontera?', preguntó ella con rabia y a gritos. En la de México, contestó.La novia, enfurecida porque él le había visto a ella, que se creía muy viva, la cara de pendeja ocultándole los hijos, empezó a cumplir su amenaza, a tal punto que ni Richard la podía controlar.

Dos seguridad tuvieron que llevársela cuando ella amenazó con golpear y hasta matar a quien le agarrara el brazo para que dejara de golpear al cabrón mentiroso. Cuando Richard quedó solo, la sensual Nancy se le acercó a preguntarle si le dolía el cuerpo o la cabeza. Él la miró con odio y le dijo: ‘Me duele el %&#*, lárgate y no jodas', pero Nancy continuó con su plan y caminó detrás de él, quien se volteó para preguntarle dónde es que dices tú que nos conocimos.

Ya se me olvidó, pero yo sé que te llamas Richard, contestó ella justo cuando él reparaba en su escote, la carta fuerte de Nancy. Y ya no se preocupó por saber de dónde lo conocía ella. A las amigas que luego le preguntaron cómo se había levantado al fulano, no le dio detalles, solo sonrió pícaramente y dijo: la que puede, puede. Y agregó: Además, estas dos, desde los tiempos de Adán, jalan más que una carreta.

‘Hola, Richard'. La otra la miró interrogante y de mal talante, pero Nancy no se amilanó y le preguntó a Richard por los niños. ‘¿Cuáles niños, de qué niños habla ella, papi?', gritó la otra ante el nerviosismo de Richard, quien a pesar de su tamaño y contextura recia se volvió un ocho
 

comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
    El cáncer persigue a los sobrevivientes del 9-11.
  • Fotos

Lotería

domingo 15 de septiembre de 2019

  • 0039 1er Premio
  • ACCA Letras
  • 22 Serie
  • 3 Folio
  • 9760 2do Premio
  • 8200 3er Premio