Curiosidades

Probando suerte

Probando suerte

jueves 19 de marzo de 2020 - 12:00 a.m.
Redacción El Siglo
redaccion@elsiglo.com.pa

Landy, una joven de 27 años oriunda de la provincia de Veraguas, llegó a la ciudad capital para alcanzar estudios superiores.

Landy, una joven de 27 años oriunda de la provincia de Veraguas, llegó a la ciudad capital para alcanzar estudios superiores y una oportunidad laboral ante la falta de opciones en su provincia.

Al transcurrir tres meses y conseguir un trabajo en una firma de abogados pudo ahorrar algo y poder inscribirse en una universidad privada para estudiar Banca y Finanzas.

Estas clases eran de lunes a viernes, una vez culminada su faena diaria en el mundo del derecho donde los tres destacados juristas de trayectoria mostraban aprecio por Landy y la motivaban a continuar sus estudios para obtener una carrera universitaria que le ayudar a tener un mejor futuro.

En la oficina trataba de estar siempre adelantada con su trabajo y daba muestras de ser muy responsable, dinámica y entregada por completo ya que era su fuente de ingreso para cubrir sus necesidades y también le permitía optar por estudios superiores en una reconocida universidad.

Landy conoció en la Universidad a un joven con el cual inició una relación de amistad y le había manifestado su interés en culminar sus estudios satisfactoriamente pensando en un mejor futuro.

Juan Carlos quien es el compañero de Landy en la Universidad sabía que ella venía de un segmento distinto al que estaba acostumbrado a tratar pero ella tenía algo que no lo dejaba dormir.

Este joven acostumbraba a dar una vuelta como se dice los viernes en el área del Casco Antiguo donde existen diversos restaurantes y bares primordialmente concurridos por jóvenes que no pasaban de 35 años.

En la última clase del viernes aproximadamente a las 7:30 p.m. Juan Carlos no demoró más con su angustia y le hizo la invitación a Landy quien vivía en Santa Marta, sin vehículo pero viajaba muy cómoda en el metro. Landy antes de aceptar la invitación hizo la correspondiente consulta a un tío que vivía cerca de la habitación alquilada que ella pagaba, la única condición fue que no llegara pasada la medianoche.

Landy le dijo a Juan Carlos que aceptaba pero debía regresar temprano lo que aceptó el joven sin preguntar nada, al compartir por cuatro horas ambos jóvenes se sentían a gusto uno con el otro y como buen caballero se ofreció a llevarla hasta su residencia, por lo que tomó el corredor para llegar más rápido y que Landy no tuviera problemas con su tío.

Al día siguiente Landy, quien era muy ordenada en sus asuntos tanto en el trabajo como en la universidad le agradeció a Juan Carlos por la oportunidad de salir y despejarse un poco ya que era la primera vez que salía hacia el área del Casco Antiguo.

El joven le pidió que lo ayudara para sacar mejores calificaciones ya que él tal vez no era tan responsable por lo cual hicieron un círculo de estudio y lectura con el cual el joven no solo mejoró sus calificaciones sino que pudo acceder a la gerencia de una entidad bancaria por supuesto de un amigo de su padre que se manejaba en bienes raíces.

Landy una vez culminados sus estudios empezaría a buscar una oportunidad laboral y tres días antes de la ceremonia de graduación recibió la visita de Juan Carlos quien le pidió que trabajara con él en la entidad bancaria donde él era el gerente encargado.

En la oficina trataba de estar siempre adelantada con su trabajo y daba muestras de ser muy responsable, dinámica y entregada
 

comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
    Los ‘tomasitos' están de vuelta luego de 30 añosLos ‘tomasitos' están de vuelta luego de 30 años
  • Fotos

Lotería

domingo 15 de marzo de 2020

  • 2431 1er Premio
  • DBBA Letras
  • 15 Serie
  • 2 Folio
  • 8005 2do Premio
  • 7137 3er Premio