Curiosidades

Ponchera en el súper

Ponchera en el súper

sábado 27 de junio de 2020 - 12:00 a.m.
Redacción El Siglo
redaccion@elsiglo.com.pa

A Joselito se le juntó el ganado en el supermercado. Resulta que el man le pagaron el chen chen de la cédula y de una vez pensó en grande. Junto a...

A Joselito se le juntó el ganado en el supermercado. Resulta que el man le pagaron el chen chen de la cédula y de una vez pensó en grande. Junto a su esposa se fueron a comprar la comida en un super del este de esos que deja que entren hombres y mujeres el día que sea. La pareja salió temprano, era sábado, y bajaron la loma conversando del virus que los tenía a los dos sin empleo. La fábrica donde él trabaja permanece cerrada y el restaurante donde ella cocina está cerrado. Estos han sido meses críticos. Tan dura ha estado la cosa que la esposa se inventó una venta de hojaldres en el patio de la casa. Por suerte los pelaos recibían el pago de las becas.

Aquella mañana de sábado, tan distinta a las de antes, cuando todo era alegría en el barrio, la pareja llegó al super y el seguridad no se tomó la molestia de preguntar que era día de salida de los hombres y por qué entraba la esposa también. Fueron llenado la carretilla, una parte la pagarían con el chen chen de la cédula y el resto con un par de dólares ahorrados. Recorrieron los pasillos buscando las ofertas y se colocaron en la fila de la caja. Las cajeras, con toda la paciencia del mundo sobre sus dedos, marcaba los productos de los compradores, todos con mascarillas de todo tipo.

La pareja estaba en la fila cuando de la nada sale una mujer de cabello negro largo y jean apretao. Camina como una felina hasta donde está Joselito y le estampa un beso en el cachete. La esposa del man se fue poniendo del dolor del tomate maduro y le agarra un par de mechones que le quedaron entre los dedos. La pelea fue tomando cuerpo y nadie se metía. Los celulares empezaron a grabar la ponchera que comenzó a recorrer el bochinchoso mundo de las redes.

Cuando las energías de las gladiadoras se esfumaron se terminó el combate. La dama del cabello negro se recogió el cabello, se sacudió la ropa y se marchó rápidamente del súper. La esposa de Joselito quedó con la cabeza contrariada. Tenía moretones en los brazos. Buscó con la mirada al marido y no estaba. Con la vergüenza, que pesaba como una plancha de concreto de 200 libras, se retiró del establecimiento comercial rumbo a su casa. Cuando subía la cuesta de la casa, las vecinas se quedaban mirandóndole la pinta pero no se atrevieron a preguntarle nada. Los niños, que estaban jugando en el patio, hicieron una pausa y salieron al encuentro de la madre. ‘Mami, te asaltaron los ladrones',le dice uno de los pequeños. ‘Más bien fue el demonio', le responde la madre antes de derrumbarse en el sofá. De aquel sábado hace un mes y en la casa no se ha sabido nada de Joselito. No responde las llamadas. La esposa se las apaña sola con la venta de hojaldres en las mañanas y en las tardes. Las vecinas, que se saben el cuento del super al derecho y al revés, van a comprar las deliciosas hojaldres, pero no se atreven a tocarle el tema de Joselito.

La pareja estaba en la fila cuando de la nada sale una mujer de cabello negro largo y jean apretao...
 

comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
  • Fotos

Lotería

domingo 15 de marzo de 2020

  • 2431 1er Premio
  • DBBA Letras
  • 15 Serie
  • 2 Folio
  • 8005 2do Premio
  • 7137 3er Premio