Curiosidades

Pierde por el arrepinche

Pierde por el arrepinche

jueves 12 de marzo de 2020 - 12:00 a.m.
Redacción El Siglo
redaccion@elsiglo.com.pa

Jaime, era el conductor de la oficina, había llegado con la nueva administración del gobiernito y lo habían mandado a la Dirección de Información ...

Jaime, era el conductor de la oficina, había llegado con la nueva administración del gobiernito y lo habían mandado a la Dirección de Información y Relaciones Públicas, en una institución que se encarga de los techos y pisos en plaza Edison. Con él llegaron otras personas más, secretaria, periodistas, fotógrafos y camarógrafos.

Desde el día uno, sus ojos casi se le salen de las órbitas, cuando vio a Dania, la relacionista pública; blanca de aproximadamente un metro 70 de estatura y unos 23 años, cabello lacio, ojos verdes y que no pasaba las 125 libras. De salida le preguntó por su nombre y comenzó el interrogatorio con preguntas cajoneras que le hace el hombre a la mujer.

La joven le responde muy respetuosamente algunas de sus interrogantes, en algunas de ellas, le contesta con doble sentido. Situación que le agradó a Jaime, por que ya sabía cómo podía tratarla desde ese momento.

El jefe le dice a Jaime que iban de gira al interior, porque iban a entregar unos proyectos de vivienda en una región apartada de Herrera. Desde ese momento, el hombre, le rogaba a San Judas Tadeo, el santo de las cosas difíciles, que mandaran a Dania, porque ya se imaginaba estar por allá con ella. Se hizo el milagro, salió el equipo muy temprano y pararon en queso Chela, para desayunar algo. Allí le compra empanadas, queso blanco y café a Dania; ella ni corta ni perezosa, le aceptó todo, con tal de ahorrarse el viático que le habían dado para la gira.

Llegaron al lugar de destino, la actividad se desarrolló sin inconvenientes y cuando regresaban, Jaime, dice que fueran a cenar a la fonda Los Ciruelos, camino a la Tablas. Allá pagó su comida y obviamente la de la joven. De regreso, deciden hospedarse en el hotel La Villa, que era céntrico, cómodo. Se hospedan allí, en habitaciones compartidas, ya que andaban dos hombres y dos mujeres y para que les quedara algo de dinero del viaje.

Luego de cenar, van al bar, tomaron cervezas; viajan a la ciudad sin problema y ya en la oficina, Jaime al mediodía salía a almorzar con Diana, y la llevaba a Sabores de El Chorrillo, donde Cecilia ‘pescao' a degustar ese fish con patacones. Se hizo costumbre las salidas y la pagadera de Jaime; a veces hasta la llevaba a su casa, en el carro oficial a escondidas del jefe.

Un día de quincena, a la salida, se lleva el carro oficial y se detienen en un rancho de la Transístmica a comer y tomar algo; ya de noche, se dispone a llevar a la compañera hasta su casa, en Juan Díaz. Cuando regresaba, colisiona con un taxi, llega el policía de tránsito y le solicita el salvoconducto; lo pone a soplar en el guarómetro y sale superior a lo permitido por el reglamento. Llamaron a la grúa, se llevaron el auto y le hicieron un informe que es posible que pierda el trabajo y a Dania, porque ya no tendrá dinero para pagarles los gastos.

Dania, la relacionista pública; blanca de aproximadamente un metro 70 de estatura y unos 23 años, cabello lacio, ojos verdes y que no pasaba las 125 libras.
 

comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
    Los ‘tomasitos' están de vuelta luego de 30 añosLos ‘tomasitos' están de vuelta luego de 30 años
  • Fotos

Lotería

domingo 15 de marzo de 2020

  • 2431 1er Premio
  • DBBA Letras
  • 15 Serie
  • 2 Folio
  • 8005 2do Premio
  • 7137 3er Premio