Curiosidades

Ojo runcho

Ojo runcho

jueves 1 de agosto de 2019 - 12:00 a.m.
Redacción El Siglo
redaccion@elsiglo.com.pa

Cuando la burra es mañosa aunque la carguen de santos, dice el refrán.

Cuando la burra es mañosa aunque la carguen de santos, dice el refrán. Pedro llevaba años pidiéndole a su mujer Leonora que no tirara indirectas, que eso era de gente ignorante, ‘cualquier día te vas a hallar un problema serio por esa mala costumbre'. En el inquilinato donde vivían, había, entre los inquilinos de los 36 cuartos, una división social conformada por los ricachones, los pobretones y los runchos, la clasificación se basaba en la cantidad de checheritos que cada familia tenía en su cucuruchito, la ropa exhibida en el tendedero común, los que compraban en la tienda y los que iban al supermercado.

Leonora llevaba meses con una espinita profunda, porque supo que Beatriz, la del 27, la había ubicado a ella en la categoría de los runchos, y, según le dijo otra vecina, aquella dijo textualmente ‘Leonora y Pedro son runchos, aunque tengan ese sedancito la runchería se les desborda, la traen en la misma sangre y eso no lo borran ni con ropa cara ni muebles lujosos'.

‘Si yo estoy en la categoría de los runchos ella estará en la sexta subcategoría de los ultrarrunchos, porque ella y sus hijas son feítas y eso no se remedia ni con vestidos de oro', dijo Leonora en el lavadero comunal que estaba muy cerca del cuarto de Beatriz, con tan mala suerte que esta andaba de compras y no la escuchó, pero se la desquitó días después cuando la vio llegar con una caja grande que ella supuso era una televisión y le gritó el viejo refrán ‘Caballo grande, ande o no ande'; no sabía a ciencia cierta qué traía la vecina, pero se conformó con expresar el dicho para fastidiarla, luego supo que en el cajetón traía los vestidos de sus dos hijas que desfilarían como batuteras.

Y se plantó en primera fila para ver el desempeño de las chiquillas y hallar la crítica para cantársela a la madre en el vecindario. Fue Leonora la primera que salió del inquilinato rumbo al desfile. ‘Yo tengo que verlas pasar y te aseguro que les voy a gritar un par de frescas para que la madre se arrepienta hasta el último día por habernos catalogado como runchos', le dijo tajante Leonora a su marido que trató de que cambiara de opinión, pero fue en vano, su mujer salió a las seis en punto, ensombrerada y con un paraguas, dispuesta a ver la actuación de las hijas de Beatriz.

El desfile transcurrió como siempre, demorado y aburrido. ‘Lo mismo de siempre, nada novedoso, es un atentado contra la salud poner a esos chiquillos a tomar tanto sol', decían los mirones, porque pasaba una escuela y media hora después venía la otra, con el mismo repicar y las mismas tonadas.

Ya había pasado la hora del almuerzo cuando Leonora sintió los primeros síntomas de fatiga y, para colmo, el sol le daba de frente y tan potente que no lo paraban ni el paraguas ni el sombrero. Quiso imitar a los que ya se retiraban del área del desfile, pero alcanzó a ver a lo lejos a otra escuela. Y eso le dio fuerzas para esperar a las hijas de Beatriz, que pasaron frente a ella sin pena ni gloria.

‘Ya las batuteras no hacen gracias como antes, llevan una cara de aburridas, antes todas eran bonitas y esbeltas', dijo un espectador y eso motivó a Leonora, que al día siguiente se desbocó en críticas sobre las batuteras de hoy: ‘Ahora cualquier feúcha es batutera, ya no son selectivos como antes, hasta las gordas pretenden exhibirse como batuteras y la gracia para batutear ahora está en cero', dijo Leonora cuando vio salir a Beatriz para el trabajo, y esta apañó la indirecta y se la devolvió: ‘Una batutera fina, moderna y actualizada no es para el ojo runcho e inculto, así que no critique si no tiene buen gusto'.

De las palabras pasaron a los golpes y rodaron vueltas un mafá por el patio lleno de lodo y de restos de basura, tuvo que venir Pedro a rescatar a su mujer, porque Beatriz se estaba dando gusto apambinchándola.

‘Yo tengo que verlas pasar y te aseguro que les voy a gritar un par de frescas para que la madre se arrepienta hasta el último día por habernos catalogado como runchos', le dijo tajante Leonora a su marid
 

comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
  • Fotos

Lotería

domingo 13 de octubre de 2019

  • 1725 1er Premio
  • DDBC Letras
  • 6 Serie
  • 3 Folio
  • 5472 2do Premio
  • 4486 3er Premio