Curiosidades

Niñera de Carnaval

Niñera de Carnaval

martes 13 de febrero de 2018 - 12:00 a.m.
Redacción El Siglo
redaccion@elsiglo.com.pa

Mi mujer, que nunca me ha respetado, les dijo que no teníamos con quién dejar a la niña y que por eso nos quedábamos en tierra

El Martes de Carnaval amanecí verdaderamente cabreado, había trabajado los tres días de fiesta, pero mi mujer no entendía que estaba cansado y que no me cabían en la mente ni en el cuerpo manejar hasta ‘Casa del Rayo', pasar cuatro horas o más debajo de ese sol candente saltando y gritando, oyendo música a volúmenes criminales, comer en cualquier lado y, encima, estar al máximo nivel para manejar de regreso. Nos dormimos de guerra, ella, brava por mi negativa, se me negó, y eso me hizo coger una rabia de esas que hasta dolor de cabeza provocan, de manera que dormí mal y me levanté temprano a tomar café con la esperanza de que mi mujercita despertara tranquila sin acordarse de los culecos.

Nada más alejado de la realidad, porque se levantó y me dijo: ‘Todos los vecinos van para los culecos', yo la abracé para decirle: ‘Vamos a quedarnos en la casa, ponemos la piscina y música de la que te gusta, yo aso carne y te frío patacones, a la niña le hace daño estar en los culecos, tiran agua o cualquier porquería, se forma un revolcón y la ponemos en riesgo', pero ella me empujó violentamente.

Iba a devolverle el empujón cuando llegaron las vecinas diciéndonos: ‘Apúrense, a las diez salimos'.

Mi mujer, que nunca me ha respetado, les dijo que no teníamos con quién dejar a la niña y que por eso nos quedábamos en tierra, y una de las vecinas, de esas que se creen lo máximo, nos recordó que para eso estaban las abuelas: ‘A ellas les toca cuidar a los nietos en estos días, todos los niños del barrio están donde sus abuelas, así que paren a la bebé y la llevan a la casa de la mamá de Pablo'.

Todos en el vecindario sabían que mi suegra se iba cada año para Darién, a disfrutar los Carnavales allá, en Metetí, y por eso el dedo maldito de mi vecina apuntó hacia mi progenitora, a quien mi mujer miraba feo, porque a mi madre la enfurecía hasta la manera en que ella me hablaba. Varias discusiones hubo entre mi vieja y yo, porque ella siempre me recriminaba mi actitud de pendejo, según la gente, yo era un sometido al panty de mi mujer, condición que yo negaba, pero en mi interior sabía que era una realidad. ‘Tan orgullosa que me sentía yo de que mi Pablo fuera el más alto y el más corpulento de todos los grupos, y mire, ahora está dominado por esa ‘Pulgarcita', y poco agraciada, además, no tiene un diostesalve, si por lo menos fuera amable', supe que había dicho llorando mi madre en su trabajo.

Cuando reaccioné, ya mi mujer había salido para donde mi madre a dejar a la niña, así que metí un expreso por varios atajos para llegar antes que ella, lo que fue imposible, porque en el camino tuve que fajarme con unos diablicos que querían que les diera plata o me rejeaban en plena calle, los mandé para el carajo y a trabajar o a pedirles a sus papás, y luego me tocó huir apenas vi venir a las mamás de estos pichones de cacos, temeroso de que me pasara igual que al policía, pero perdí un tiempo valioso, porque cuando llegué, ya mi madre estaba discutiendo con mi mujer, quien le gritó: ‘NO le vine a preguntar si la puede cuidar hasta mañana, vine a dejársela por orden de su hijo'.

‘No me da la gana, seguro que es un antojo tuyo, pero que te quede clarito que yo no cuido niños para que los padres se vayan a carnavalear, así que coge el camino de vuelta y quítate esa calentura de ir a joder a los culecos', aseguró mi madrecita, por lo que mi mujer le mandó un soplamos que mi vieja desquitó y se le cuadró con su mano experta desde la época en la que se fajaba con otras a pelearles a mi padre. Tuve que meterme, y mi mujer, rabiosa por la tunda de mi madre, me agarró a bofetadas, enfureciendo más a mi progenitora, que casi la mata a punta de puño.


comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
  • Fotos
    Celebración en el popular Barrio Chino.

Lotería

miércoles 21 de febrero de 2018

  • 8212 1er Premio
  • DDDA Letras
  • 5 Serie
  • 1 Folio
  • 6402 2do Premio
  • 0459 3er Premio