Curiosidades

Malditos celos

Malditos celos

viernes 14 de febrero de 2020 - 12:00 a.m.
Redacción El Siglo
redaccion@elsiglo.com.pa

La relación amorosa de la pareja conformada por dos adultos se estaba dando dentro de los límites de la normalidad, cada uno tenía su trabajo, goz...

La relación amorosa de la pareja conformada por dos adultos se estaba dando dentro de los límites de la normalidad, cada uno tenía su trabajo, gozaban del salario mínimo que estipula el Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral que recién fue acordado entre la comisión de salario mínimo y la contraparte, la empresa privada.

Tenían lo indispensable en su hogar para vivir, sin muchos lujos, con más carencia que otra cosa, pero así compartían su techo, con la esperanza que algún día, ya sea mediante la Lotería Nacional, se pudieran ganar por lo menos un pedacito para hacer sus sueños realidad.

El esposo trabajaba en una ferretería grande, que se dedicaba a la venta de todo tipo de materiales e insumos para el hogar, que hasta materiales de construcción como arena, piedra y cemento ofertaban. En tanto, que su compañera, trabajaba en un almacén de un conocido centro comercial, por los lados del Este de la capital.

Ninguna de las labores que ambos realizaban era fácil, el hombre debía encargarse de los diferentes pedidos de materiales de construcción en un patio que no tenía techo, por consiguiente, en la temporada seca, los rayos del candente sol eran inaguantables, por más que se pusiera protector solar, en la tarde los vestigios del sol eran elocuentes.

A pesar, que su compañera, estaba en un ambiente refrigerado, no era fácil estar de pies por espacio de ocho horas y en ocasiones más tiempo; soportando groserías de sus jefes y de los clientes que desacomodaban las mercancías constantemente.

El hombre, tenía horario de lunes a viernes hasta las cinco de la tarde y el sábado hasta el mediodía; su pareja, solamente tenía un día libre a la semana, que regularmente era un día de semana.

Al responsable de a casa le gustaba tomarse sus cervezas los sábados para refrescarse del calor sofocante que soportaba. Había momentos que llegaba a la casa algo ebrio el comportamiento con su compañera no era el mismo, que cuando no libaba. Se ponía muy sensible, discutía con su pareja, le gritaba y hasta le levantaba la mano para descargarle un golpe.

La relación iba de mal en peor y se incrementaba el irrespeto y los golpes del hombre hacia su mujer; hasta salió a relucir que ella tenía algo en la calle, porque el comportamiento no era el mismo ni mucho menos quería mantener relaciones íntimas con él.

La mujer fue al juez de Paz para hacer la denuncia y para que le dieran una boleta de protección, porque la situación era insoportable y hasta peligraba la integridad física.

Llegó el sábado y en la noche, cuando ella llegó agotada del almacén a su casa, observa que su compañero estaba enfurecido y apenas la ve, comienza a golpearla y saca un cuchillo de cocina le hace varias heridas en su anatomía; por lo que ella sale y recurre a sus vecinos que le llevan de urgencia al hospital más cercano; donde fallece horas más tarde y él se entrega a la subestación de Policía.

La mujer fue al juez de Paz para hacer la denuncia y para que le dieran una boleta de protección, porque la situación era insoportable y hasta peligraba la integridad física
 

comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
    Panameños exigen bonos en diferentes puntos del país.
  • Fotos

Lotería

domingo 15 de marzo de 2020

  • 2431 1er Premio
  • DBBA Letras
  • 15 Serie
  • 2 Folio
  • 8005 2do Premio
  • 7137 3er Premio