Curiosidades

Madre e hija peleando un pollo

Madre e hija peleando un pollo

sábado 8 de agosto de 2020 - 12:00 a.m.
Redacción El Siglo
redaccion@elsiglo.com.pa

Si piensan que las peleas por maridos solo se dan en los barrios está bien equivocados

Si piensan que las peleas por maridos solo se dan en los barrios está bien equivocados. Resulta que en la casa de Rudecinda, en esas barriadas de clase media alta del distrito Populoso, sucedió una gresca que todavía resuena en los oídos de las vecinas más chismosas de la cuadra que se encargaron de divulgarlo. Y eso que no había redes sociales.

Un día cualquiera, la hija de Rudy, así le llamaban a la doña en el barrio, como suele ocurrir muy a menudo, llegó al novio para que su madre lo conociera. La velada fue de lo más normal en estos casos. Y también suele ocurrir que el novio tome confianza con la futura suegra y se la pase metido todos los fines de semana en la casa ajena.

Es viernes y Rudy y el novio de la hija lo saben. La doña se armaba con la caja de pintas, las boquitas y los chorizos para el asado. A todo esto, y tampoco tenía por qué sospechar nada, la hija no pensaba nada malo, la progenitora siempre ha sido de alma alegre. Y como está sola desde que el marido se fue con una chiquilla con menos años que la niña, ella le da rienda suelta al cuerpo, o mejor dicho, al cuerpo lo que pida. Cuando el alcohol va corriendo por las venas le da por imitar a la gallina fina. Y la verdad no lo hace tan mal. La remuda en la voz y en la forma de culebra de menearse.

La alegría que se vivía los fines de semana en la casa de Rudy eran la envidia de los demás vecinos, que se tenían que conformar con ver esas series o novelas que ofrecen por streaming por menos de diez palos. Todo fue felicidad hasta que la hija encontró al novio en el cuarto de la madre y ésta en su defensa argumentó que como estaba tan borracho se metió en la habitación de ella creyendo que era la suya y como estaba tan pesado no lo pudo arrastrar hasta el otro cuarto. Aquella madrugada todos los vecinos encendieron las luces y aguzaron los oídos para recoger los detalles completos de la quinta guerra mundial.

Algunos aseguran que vieron al pollo salir trastabillando con la cabeza rota del golpe que le dio la novia con un adorno que tenían en la mesa. Otros aseguran que lo vieron caminando en cuatro patas porque no se podía poner en pie. La hija, apenas amaneció, fue sacando todo , lo acomodó en el carro y se marchó. Desde ese día nadie la ha vuelto a ver en la barriada.

Quizás se estarán preguntando que si la Rudy aprendió a respetar los novios ajenos. Eso solo lo puede responder ella. Dicen las malas lenguas que tiene alquiladas tres habitaciones a puros muchachos de esos que se dedican al delivery. Lo que los vecinos no han podido averiguar, porque mandó a cercar la casa con un muro más alto que el techo, es si todavía se manda cumple religiosamente con eso de que ‘hoy es viernes y el cuerpo lo sabe'.

Es viernes y Rudy y el novio de la hija lo saben. La doña se armaba con la caja de pintas, las boquitas y los chorizos para el asado.
 

comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
  • Fotos

Lotería

domingo 15 de marzo de 2020

  • 2431 1er Premio
  • DBBA Letras
  • 15 Serie
  • 2 Folio
  • 8005 2do Premio
  • 7137 3er Premio
Change privacy settings