Curiosidades

Lunes de trenzas

Lunes de trenzas

lunes 28 de mayo de 2018 - 12:00 a.m.
Redacción El Siglo
redaccion@elsiglo.com.pa

Armando tragó grueso y miró con odio al seguridad, pero se sobrepuso porque estaba en juego su paga

‘Prohibido entrar al que no llega vestido de negro', le dijo el seguridad a Armando, quien se desgajó en insultos, y ya se iban a los puños cuando llegó el jefe y le gritó ‘esa orden la di yo, todos tenían que venir vestidos de negros, y el que no vino así que se regrese para su casa y queda suspendido sin derecho a cobrar el resto de la semana y se le retendrá el décimo de agosto y el de diciembre'.

Armando tragó grueso y miró con odio al seguridad, pero se sobrepuso porque estaba en juego su paga y para sus maltrechas finanzas era un golpe bajo restar unos dólares. Estuvo en la entrada casi diez minutos, pensando en cómo resolver lo de su vestimenta hasta que el mismo seguridad le dijo que él había traído varios vestidos étnicos para alquilar. ‘¿Cuánto?', preguntó Armando con voz de machete cortón. Asintió con la cabeza cuando aquel le dijo que diez palitos nada más, y en menos de doce minutos ya estaba Armando ataviado en su puesto. No oyó que el compañero le gritó que el vestido se devolvía lavado y planchado.

Pasó la mañana encarado, y a quienes lo piropearon les contestó: ‘Yo soy negro de pura cepa, y me puse esto porque me obligaron, pero no me hace ninguna gracia andar vestido así'. Estaba con su cara de furia cuando entraron varias compañeras, todas con trenzas, él no hizo ningún comentario, y siguió en lo suyo hasta que ellas le reclamaron su mala educación por no comentarles el peinado. ‘A ninguna les luce esas trenzas', dijo cortante y continuó su labor, ahora con el rostro más amarrado.

Estaba enredado en una conciliación cuando entró Belina, de quien se decía era el plato de segunda mesa del jefe, y que llegó luciendo unas trenzas que habían arrancado elogios en todos los departamentos, se antojó de tomarse una foto con todos los compañeros ataviados con los vestidos típicos de la etnia negra, a lo que se opuso rotundo Armando, y agregó: ‘Yo no voy en esa, a mí no me metan en eso'.

La negativa alteró a Belina, que se le acercó melosa a convencerlo, y empezó a hacerle carantoñas para que diera el sí, pero Armando estaba duro y ella cambió de táctica: con sus trenzas sintéticas le acariciaba la cara diciéndole ‘dime, Armandito de mi corazón, de todas las trenzas, las mías no tienen comparación, sí o sí, Armandito de mi corazón'. No vio ella llegar al mandamás, que lanzó un grito iracundo ‘Armando, deja de joder a Belina, es más, estás despedido por acoso, te vas inmediatamente'.

El disgusto fue tal que ni siquiera se defendió, en su mente solo estaba cómo convencer a su mujer de que no era él quien acosaba, sino Belina. Mientras esperaba su liquidación, lo llamó el mandamás, pero a Armando no le dio la gana de ir: ‘No tengo nada que hablar con él', dijo y varios lo animaron a presentarse y explicarle, pero Armando no era hombre de juzgar a la ligera, y la acción del gerente iba mucho más allá de sus principios.

Dos horas después fue una secretaria a avisarle que el gerente había desistido de despedirlo, que volviera a su escritorio, pero Armando se llenó del orgullo de su raza y le mandó de vuelta el mensaje: ‘Dígale que renuncio, entonces, que los tiempos de la esclavitud ya pasaron, que a mí no me va a coger de mamarracho ni de pendejo, en eso radica la valentía de mi gente, no en andar alardeando un vestido que en el fondo les apena ponerse, dígale que si no me bota le renuncio, pero que a mí no me va a tratar como si fuera menos'.

Y salió vuelto el diablo, y en la salida lo atajó el seguridad exigiendo que le devolviera el vestido planchado. ‘No puedo, lo recibes así o me lo llevo y pierdes más', le contestó, y por un pelito no se agarra a puño limpio con el otro.

==187==========

Tropas: Son trenzas tejidas con tres gajos de pelo, tienen un sentido histórico relacionado con la resistencia a la dominación.


comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
  • Fotos

Lotería

miércoles 20 de junio de 2018

  • 7019 1er Premio
  • DDCB Letras
  • 3 Serie
  • 8 Folio
  • 2206 2do Premio
  • 7503 3er Premio