Curiosidades

Los robaanillos

Los robaanillos

miércoles 26 de septiembre de 2018 - 12:00 a.m.
Redacción El Siglo
redaccion@elsiglo.com.pa

La leyenda fue letra muerta nada más, porque dos meses después, Vanessa se despertó indispuesta y enseguida llamaron al novio que acudió presto en compañía de su padre

Faltaban dos meses para la boda de Romirito, el hijo único de Romiro, quien se distinguía por su carácter agrio que se reflejaba en todas sus acciones, excepto en todo lo que tuviera que ver con su unigénito, ahí sí que el demonio se le apagaba y todo era dulzura y esfuerzo, por eso no puso ningún reparo cuando Romirito le pidió una buena suma para comprar los anillos matrimoniales que era la exigencia de Vanessa y de sus padres, quienes querían ver la evidencia del sentimiento.

‘Nosotros los vamos a guardar acá mientras llega la fecha, queremos estar seguros de que usted no se vaya a arrepentir y nos deje embarcados con tantos gastos, porque queremos hacer un fiestón de esos que la gente nunca olvida, y que venga todo el mundo y coma y beba a su gusto', anunciaron los padres de la bella y pocotona Vanessa, quien no le había dado pero ni a oler a Romirito porque, según contaba y pregonaba ella, quería llegar doncellita a la noche de bodas, cuerpo y mente en blanco para todo lo que sea sexual.

Y padre e hijo fueron a comprar los anillos, felices los dos, Romirito, porque por fin probaría a qué saben las cucas, y tendría una segura cada noche, y Romiro, porque el heredero seguiría la tradición familiar que era casarse eclesialmente y con una doncella. No tuvo reparos en soltar un billetón, porque ya Vanessa los tenía vistos, y orden de ella también fue la leyenda que les grabaron a las aros: ‘Amor, contigo siempre'.

La leyenda fue letra muerta nada más, porque dos meses después, Vanessa se despertó indispuesta y enseguida llamaron al novio que acudió presto en compañía de su padre, quien los acompañó hasta que después de un montón de exámenes, el galeno anunció que no era ningún virus ni bacteria ni indigestión, nada contrario a la salud. ‘Son los primeros síntomas del embarazo', aseguró el de la bata blanca y se fue indiferente al asombro de Romirito, que no pudo desahogar su dolor de otra forma que en puro llanto que su padre confundió con un sentimiento de felicidad por la primera paternidad, pero cuando vio que el hijo le hacía una señal para que se fueran, comprendió todo, y salieron más raudos que la difusión de un bochinche.

Y apenas llegaron a la casa, el hijo soltó las confidencias, él jamás había pasado de un beso con Vanessa, por lo que no podía ser el papá de esa criatura, y Romiro, que nunca había probado el sabor de la traición, se levantó iracundo y llegó a la casa de Vanessa; ‘vengo por los anillos, esos son de mi hijo, porque yo los compré con mi plata, así que me los devuelven ya o no tienen idea de la bulla que les voy a armar, zorra indecente igual que tus puercos padres', les gritó, y se formó el revolcón, porque el padre de Vanessa no estaba enterado de los pormenores y le exigió a Romiro que le pidiera disculpas a la hija o él le soltaba tres soplamocos con sello de puño de obrero.

‘A mí no me amenace, señor, debería estar calladito por la vergüenza de tener una hija zorra, perra y prostituta que engañó a mi hijo y se salió preñada de otro', se defendió Romiro, y el otro, que llevaba rato con problemas de la presión, no aguantó la revelación y cayó víctima de un soponcio, lo que no le impidió a Romiro seguir exigiendo la devolución de los anillos.

‘Están empeñados, tuvimos que empeñarlos para pagar el abono de la sala para la fiesta', dijo la mamá de Vanessa y se fue con su marido para el hospital dejando a Romiro más disgustado que antes, así que no dudó en entrar como ladrón a la casa ajena y rebuscar todos los detalles, en vano el esfuerzo, porque al no hallar nada se fue al hospital a exigir que le dieran el recibo de empeño. ‘NO jodas, viejo amargado, NO HAY NINGÚN HP recibo, yo los vendí', le contestó Vanessa, y esta vez fue el azúcar de Romiro la que se alteró.

Amor: Contigo, siempre.
 

comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
    Las más leídas de la semana
  • Fotos

Lotería

miércoles 12 de diciembre de 2018

  • 6152 1er Premio
  • DCCA Letras
  • 16 Serie
  • 8 Folio
  • 1812 2do Premio
  • 7402 3er Premio