Curiosidades

‘La vaina esa'

‘La vaina esa'

lunes 29 de enero de 2018 - 12:00 a.m.
Redacción El Siglo
redaccion@elsiglo.com.pa

Bien lo dijo una bellaca: ‘Una cosa es cuando eres la querida y otra muy diferente cuando te conviertes en la esposa'.

Bien lo dijo una bellaca: ‘Una cosa es cuando eres la querida y otra muy diferente cuando te conviertes en la esposa'.

Durante el tiempo en que éramos amantes, Elba era una leona en la intimidad, tanto que en una ocasión en la que yo estaba borracho, me hizo un chupete en el testículo derecho. Como estaba ebrio, no me di cuenta hasta el día siguiente, cuando me despertó un jamaqueo de mi esposa, quien, airada y a gritos, preguntaba el nombre de la autora de ‘la vaina esa'.

Quedé tan sorprendido que no supe qué contestar y la acusé de calumniarme, pero ella me trajo los lentes y me gritó: ‘Mira, infeliz, hijo de tu perra madre, míralo, vas a negarlo cuando tengo la evidencia contundente'.

Reaccioné como los quemones cobardes, y la empujé con la derecha y con la izquierda la tomé por el pelo sacudiéndola y reclamándole por llamar así a mi mamá.

Haciendo gala de mi cobardía, aproveché el desconcierto de ella para hallar una excusa por el chupete, pero cuando hallé la justificación, ella me dijo que no le interesaba saber nada referente a esa ‘cosa', que me fuera inmediatamente de la casa y que esperara la notificación del divorcio.

Quedé feliz, porque ella misma me ponía la solución al problema que a mí me desvelaba, pues Elba a cada rato me tiraba indirectas sobre mi falta de carácter por no decidirme a dejar mi hogar y a mudarme ‘para siempre' con ella, lo cual hice esa misma mañana, apenas mi esposa recogió mi ropa y la puso en bolsas de basura diciendo serena: ‘La basura a la basura, los puercos con las puercas'.

Yo recogí todo y salí apurado antes de que se despertaran mis hijos, pero al abrir la puerta de la vivienda que por 25 años había sido mi hogar, me detuve y miré todo por última vez.

Me pasó, entonces, las de Orfeo cuando perdió para siempre a su amada Eurídice por mirar hacia atrás para verla, yo no pude resistirme a echarle una ojeada postrera a mi esposa, y la vi recostada a la refrigeradora llorando con un desconsuelo del tamaño del mundo.

Salí, pero la imagen quedó en mi mente y me dolió por muchos días, aunque ahora dormía y pasaba todo el tiempo con Elba, tal como era mi sueño.

Le confié mi dolor a un compañero mayuyón, quien me dijo que a él le había pasado lo mismo cuando dejó su hogar, y que nunca pudo ser feliz porque no le cabía en la mente ni en el corazón sentirse él tan dichoso mientras otra persona sufría tanto por esa felicidad de él. Esa historia se me quedó en el alma y, para colmo, Elba sufrió un cambio radical en la intimidad, ahora que era ‘la principal' se portaba en la cama igualito que mi exesposa, siempre estaba cansada, quería hacerlo rapidito y no le ponía el sabor con el que antaño me deslumbró, ahora no se le ocurría ninguna pose nueva ni quería ver películas calientes para ‘encendernos' más. Para colmo, en un súper vi a mi exesposa comprando la comida de mis hijos, estaba sumamente delgada, supuse que por causa del sufrimiento, y eso me devastó.

No pude con los dos sentimientos contradictorios, y se me activó una alergia padecida en la niñez, de la que Elba no sabía nada, así que cuando no lo pude disimular ella sacó su verdadera personalidad y su afecto hacia mí se perdió por completo.

La que antes decía que me amaba más allá de lo razonable, dijo que le daba asco dormir conmigo y que la aterraba contagiarse, me anunció: ‘Dormiremos separados, esa cosa que queda en la almohada se me puede pegar, es más, mejor te regresas para tu casa y aquí no ha pasado nada'.

Llorando le grité que eso no era contagioso, pero ella no me creyó y, sin reparos, empacó mi ropa, también en bolsas de basura, y abrió la puerta gritándome: ‘En la enfermedad, nada mejor que estar con la familia, son tus hijos y ella los llamados a cuidarte'.

Ojo: Con pequeñas mentiras perdemos a grandes personas.
 

comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
    ‘Ana y los ladrones de gatos'.
  • Fotos

Lotería

domingo 19 de agosto de 2018

  • 17743 1er Premio
  • BABB Letras
  • 2 Serie
  • 7 Folio
  • 17824 2do Premio
  • 97399 3er Premio