Curiosidades

La asistente

La asistente

viernes 24 de agosto de 2018 - 12:00 a.m.
Redacción El Siglo
redaccion@elsiglo.com.pa

Por esas mañas femeninas, ellas lo tenían bien chequeadito y cualquiera era capaz de describir el físico de Milton

En el trabajo de Aleyda todos conocían a Milton como el marido de ella, las de lenguaje más conservador lo llamaban el esposo; y lo conocían al dedillo, pese a que él no conocía a ninguna, pues raras veces, de las pocas que iba a dejarla o a buscarla, se bajaba del auto.

Por esas mañas femeninas, ellas lo tenían bien chequeadito y cualquiera era capaz de describir el físico de Milton, a quien se encontró Lidiveth en el supermercado una tarde de esas pocas en las que su marido llegó temprano, y ella enseguida le ordenó que la acompañara.

Mientras ella comparaba precios, su marido, encarado, rezongaba y alegaba que todo cuesta lo mismo en todas partes y que entre más se escoge se queda uno con lo peor. Iba él a decirle más groserías, pero no pudo porque enseguida se oyó un ‘qué tal, Polidoro, te tocó hoy el súper'. Lidiveth volteó eléctrica, pensando que era algún caballero peligroso que gustaba de su marido, pero se topó de frente con Milton, el ‘marido' de Aleyda. Le sonrió como quien saluda a un conocido al que se alegra de ver, pero él no dio ninguna muestra de conocerla, solo le dio la mano cuando Polidoro le dijo: ‘Ve, te presento a mi esposa amada, mi presión'. Y justo en ese momento, llegó otra mujer a la que Milton, abrazándola, también les presentó como su esposa, la única, la reina, la autoridad.

La presentación dejó a Lidiveth con la boca abierta, y le comentó a Polidoro que ella conocía a Milton, que en el trabajo todos lo conocían como el marido de una compañera, y el hombre le respondió despectivo: ‘¿Una gordita, pecosa y pelinegra que siempre carga ojos falsos?'. La cara de Lidiveth dejó de reflejar sorpresa y acosó a su marido para saber cómo la había conocido. Polidoro se defendió bonito, alegó que la había visto dos veces en un restaurante, con Milton, quien solo le dijo: ‘Esta es fulana', y luego, en el trabajo, aseguró que esa damita era la asistente de su esposa.

‘Las pocas veces que la nombra, dice así; la asistente de mi mujer', argumentó Polidoro.

El dato puso a sufrir a Lidiveth, que aunque prometió no decir el secreto, se lo contó a su mejor amiga, que abrió los ojos como si hubiera visto algo paranormal, y luego se lo dijo, en absoluta confianza, a su mejor amiga, quien también tiene su compañerita piopío; así siguió la cocoa en el recorrido de la amistad, y antes del almuerzo ya había llegado a Aleyda, quien amenazó con investigar hasta dar con el nombre de la persona que había levantado esa calumnia. ‘Yo soy la esposa, la mujer de Milton, y tengo los papeles, claro que no los voy a traer para que los vean porque están guardados en un baúl que no tiene llave porque se perdió, pero Milton es mi marido, mi esposo, y ahora mismo me voy para su trabajo, y tengan la seguridad de que él va a venir acá a sacarle ya saben qué al o a la que levantó esa difamación, ese infundio, esa falacia, esa insidia, y mejor me callo porque esto va para feo'.

Y se fue taconeando para el trabajo de Milton, donde le fue muy diferente de su deseo, el hombre se cabreó apenas la vio, y no recibió la comida que ella le llevaba. ‘Te vas inmediatamente, cómo se te ocurre venir a mi trabajo, aquí trabajan dos primas de mi mujer, sal ya antes de que se me enreden los cables y te diga algo que no quieres oír, no vuelvas a hacerlo nunca más, estoy cabreándome de tu inmadurez, lo de nosotros es cama solamente, ese es el único idioma en el que tú y yo nos entendemos'.

Aleyda regresó cabizbaja, pero, para fortuna de ella, nadie le preguntó la razón ni comentó el asunto nunca más, menos preguntarle por qué Milton ya no iba por esos lares. De lo que no pudo escaparse Aleyda fue del apodo ‘La asistente', como la llaman ahora, pero solo a sus espaldas.

Mujer, niño y loco no guardan secreto de otro.
 

comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
  • Fotos

Lotería

miércoles 14 de noviembre de 2018

  • 2059 1er Premio
  • CAAC Letras
  • 1 Serie
  • 8 Folio
  • 1641 2do Premio
  • 1301 3er Premio