Curiosidades

Un jefe de pacotilla

Un jefe de pacotilla

domingo 11 de agosto de 2019 - 12:00 a.m.
Redacción El Siglo
redaccion@elsiglo.com.pa

Dos compañeras formaron una discusión de alto voltaje y se fueron a los puños, peleando cualquier tontería

Muchos se resisten a creer que para ser jefe se requieren muchas cualidades y, sobre todo, conocimiento de la naturaleza de la empresa de la que usted será el mandamás, mucho tacto, sabiduría, discernimiento, habla fluida y con autoridad y conocer al dedillo las leyes laborales. El ser impulsivo no combina para nada con el que aspira a un cargo de esa índole, porque quien tiene ese defecto constantemente se equivoca en lo que hace, dice o deja de hacer.

Carlos tenía sus ‘papeles' (diplomas y otros documentos que la acreditaban para un cargo de jefe), pero como dice la gente ‘o se los regalaron o estaba en cero la universidad que se los expidió', porque a cada rato daba evidencias de que no era él la persona idónea para el puesto que ostentaba. Era, para colmo, ingrato, en los momentos difíciles se olvidaba de aquellos que lo salvaban o sacaban de los apuros administrativos en los que siempre andaba. Fue un lío de faldas, no de él, sino de uno de sus ‘ayudantes', lo que lo sentó en el banquillo de los acusados.

Dos compañeras formaron una discusión de alto voltaje y se fueron a los puños, peleando cualquier tontería, menos algo de peso, se dijo después que todo empezó por unas botas que una le había vendido a la otra y que antes del mediodía y cuando aún la hija de la afectada no había pasado por el palco de honor, ya estas estaban peladas y vueltas leña, otros dijeron que la discusión fue porque se mandaron a confeccionar unos trajes para desfilar y que a unas les lucía y a otras no. En el tumulto de la pelea rompieron varios bienes de la empresa y otros de sus compañeros; alguien mandó a buscar a los seguridad, pero estos se habían tomado el día libre, según ellos, en compensación por haberse asoleado desfilando.

Una compañera corrió a buscar a Carlos, quien, como siempre, no tuvo palabras ni autoridad para mediar, y les mandó una amenaza: Como sigan peleando las mando a botar.

Me vale sebo que me bote, dijo una, y la otra ni siquiera se dignó a contestar la advertencia; varios subieron a sonarle la puerta a Carlos, para que bajara antes de que hubiera algo mayor, pero a este lo dominaban los nervios y decidió llamar a la Policía, que llegó pronto, fue entonces cuando el jefe, envalentonado por la presencia policial, bajó y les soltó un par de improperios a los que miraban el combate.

A ti, a ti y a ti les voy a mandar un memo, les dijo Carlos a varios, incluyendo a Ramonita, la novia de oficina de Euclides, que era su fiel ayudante y quien lo sacaba de los grandes apuros administrativos. El ver a su hembrita señalada por el dedo del jefe sacó de casillas a Euclides y uno a uno le fue nombrando todos los favores hechos. ‘Ahora te boto a ti y a tu noviecita', le gritó Carlos y ese fue el detonante de un cuerpo a cuerpo que tuvieron que parar los tongos, quienes se mantuvieron en el sitio del conflicto hasta que llegaron los dueños, que fue entonces cuando sí tembló tierra y cada uno cogió su esquina.

Carlos tomó la palabra y acusó a muchos y pidió que se les volteara la paila en el acto, pero no se atrevió a nombrar a las dos que iniciaron la pelea en la que Euclides, por curioso, había quedado embarrado. Entraron en los dimes y diretes hasta que uno de los grandes del consorcio exigió que se escuchara la versión de Euclides, quien tenía, incluso, un recuento escrito de los favores que le había hecho a Carlos, por su incapacidad administrativa. Los dueños, por decisión unánime, destituyeron a Carlos, y también a las del conflicto. ‘Y usted y su novia también se van, primero porque aquí no se viene a enamorarse y segundo porque usted es un servil, por qué no denunció la ineptitud del jefe', les dijeron a Euclides y a su guial.

Fue un lío de faldas, no de él, sino de uno de sus ‘ayudantes', lo que lo sentó en el banquillo de los acusados
 

comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
  • Fotos

Lotería

domingo 13 de octubre de 2019

  • 1725 1er Premio
  • DDBC Letras
  • 6 Serie
  • 3 Folio
  • 5472 2do Premio
  • 4486 3er Premio