Curiosidades

‘Hoy no se puede'

‘Hoy no se puede'

miércoles 14 de febrero de 2018 - 12:00 a.m.
Redacción El Siglo
redaccion@elsiglo.com.pa

La lengua se me llenaba de las famosas pepitas y se hacía lo que ordenaba

‘Yo no me dejo de nadie, primero yo, segundo y tercero yo, ni el jefe me mete los pelos para adentro ni tengo pepitas en la lengua para cantarle la verdad hasta al mismo diablo', repetía frecuentemente yo, pero hablaba por hablar, porque la realidad era que en mi casa mandaba Genarina, mi mujer.

En la calidez hogareña nadie me oía, la lengua se me llenaba de las famosas pepitas y se hacía lo que ordenaba Genarina, quien el Sábado de Carnaval me agarró desprevenido y me informó: ‘Nos vamos ya para el interior y regresamos en la madrugada del Miércoles de Ceniza'.

Quedé despapayado, intenté sacar el cuerpo diciéndole: ‘Mi cartera solo tiene papeles y las dos tarjetas si acaso el dólar del honor'. Mi mujer me calló con la retahíla de siempre: ‘Tú nunca tienes plata para sacar a tu familia a distraerse, siempre limpio, siempre desplatado, además, no te he preguntado cómo está tu cartera, te dije que nos vamos, ya yo cuadré lo de la gasolina y la comida'.

Se me ocultó el sol y ansioso saqué mi celular para, en un descuido de mi mujer, llamar a mi amante Sary y decirle que no podría llevarla a culequear ninguno de los cuatro días, y le dije a Genarina: ‘Voy a avisarle a mi mamá'; y ella, con su sonrisa de diabla, me aclaró ‘no tienes que avisarle, ella va con nosotros'.

Me dolieron hasta los dedos de los pies, irme tantos días lejos de Sary me parecía demasiado tiempo. ‘Se me va a mostrosear, encima de que me voy a carnavalear dirá que ni siquiera le avisé', pensaba yo mientras la mirada de Genarina continuaba sobre mí.

No pude llamarla en los días siguientes, porque mi mujer recogió todos los celulares, los apagó y los guardó en su cartera con la orden de que debíamos desconectarnos para poder disfrutar el paseo que, según ella, le había costado todos sus ahorros.

Los cuatro días parecían no terminar nunca, y yo pasé sonreído todo el tiempo para disimular un poco la angustia. No dejé descansar la mente en busca de la excusa que le daría a Sary. A cada rato, mi mujer les pedía a los otros que nos fotografiaran a los dos abrazados y sonrientes. ‘Después me las mandan que las voy a subir toditas a mis redes', les decía mientras yo agonizaba, porque sabía que Sary tenía la mala costumbre de revisar las cuentas de Genarina.

En las primeras horas del Miércoles de Ceniza, cuando entramos en el Puente, se me salió un: ‘¡¡¡Por fin!!!', que mi mujer captó y me la armó hasta que salió, a las siete, para su trabajo, y lo mismo hice yo, pero solo para disimular, porque mi ruta era una sola: la casa de Sary, adonde llegué una hora después, desesperado por excusarme por mi silencio, y a sabiendas de que no podríamos hacer nada, porque ella es de las que no ‘pecan' para esta fecha por temor a que nos quedáramos pegados; muchas veces le expliqué que eso era un mito, y que en cualquier fecha una pareja puede quedarse ‘trabada' si la mujer sufre una contracción de sus músculos vaginales, pero nunca la convencí de que lo hiciéramos un Miércoles de Ceniza.

Para darme valor, toqué con energía, y me abrieron enseguida, me le abalancé cabizbajo y pidiendo perdón, aunque de inmediato supe que no era Sary quien me había abierto.

‘¿Quién es usted?, ¿dónde está Sary?, pregunté dispuesto a ubicar al desconocido, que me gritó: ‘Para, para, que las preguntas las hago yo: quién ch… eres tú'. Me cuadré pechón y le grité: ‘Yo soy el marido de Sary'.

La respuesta me derrumbó: ‘Serás el exmarido, porque Sary y yo nos juntamos el Lunes de Carnaval, así que esfúmate porque aquí sobras'.

Di la vuelta más avergonzado y aturdido que cualquiera que de verdad se quede ‘pegado', y pasé el día completo llorando por la idea de que Sary estuviera ‘pecando' en una fecha como esa. Llegué a mi casa rabioso, y miré con odio a Genarina, quien a menudo decía: ‘Momo tiene manos largas para hurgar en las relaciones clandestinas'.


comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
    Las más leídas de la semana
  • Fotos

Lotería

domingo 18 de noviembre de 2018

  • 9133 1er Premio
  • ACBC Letras
  • 5 Serie
  • 10 Folio
  • 8330 2do Premio
  • 1521 3er Premio