Curiosidades

GRACIAS, DOCTOR

GRACIAS, DOCTOR

sábado 4 de agosto de 2018 - 12:00 a.m.
Redacción El Siglo
redaccion@elsiglo.com.pa

Tres meses antes del parto, tuvo Alberto que salir en llamarada de su trabajo rumbo al hospital

Alberto se ganó su paquetazo; se lo tenía bien merecido por creer que en la vida pasa igual que en las telenovelas, en las que quien no te quiere ni un poquito aunque hayas pasado años rogándole amor, se despierta cualquier día llena de amor por ti. Alberto amaba a Yamileth desde que la conoció, pero ella nunca le dio esperanza. ‘No puedo verte con otros ojos, sácate esa idea de la cabeza y mira para otro lado, mira lejos, no pierdas el tiempo conmigo', le había dicho Yamileth unos meses antes, por lo que, profundamente dolido, Alberto enamoró a Beatriz, quien andaba en hambruna sentimental y lo acogió enseguida, puro amor parecían destilar ambos y hasta hablaron de planes de matrimonio, lo que vieron con buenos ojos las amistades de Alberto, que sabían de qué tamaño había sido el sufrimiento y la esperanza de él por conseguir el amor de Yamileth.

La infidelidad, ese mal social que galopa desenfrenado por el mundo destruyendo lo que en su camino encuentre, puso a otra damita frente a Jonás, el novio de Yamileth, y el hombre cogió rumbo enseguida, indiferente a que esta andaba preocupada por un faltante que podía ser señal de que serían padres en un plazo cercano, y se fue, tranquilito, no le hizo caso al lagrimero de Yamileth, la dejó, y pasó ella el Jordán a duras penas, cuatro días estuvo sin comer ni beber, hasta que la vida que llevaba en el vientre le reclamó y se levantó dispuesta a no dejarse vencer. Fue entonces cuando recordó a Alberto, y a la casa de este llegó con la excusa de la venta de productos para bajar de peso, problema con el que luchaba la madre de aquel.

La alegría de Alberto al verla en su casa fue del tamaño del mundo, el corazón se salió de su lugar, dio una vuelta completa y volvió a su sitio atolondrado. Tuvo que respirar dos veces, toser y cerrar y abrir los ojos y tragar grueso para contestarle el saludo. La felicidad llegó a las alturas cuando Yamileth se ofreció a prepararle el almuerzo, y luego le chateó para preguntarle si había llegado bien al trabajo, lo que le provocó a él un llanto de felicidad tan grande que ni siquiera recordó chatearle a su novia Beatriz, quien dejó pasar tres días para evaluar la situación y mandarlo al carajo, lo que le facilitó a Alberto el camino hacia el despeñadero. Una semana después se casó con Yamileth y parecía el hombre más feliz de todo el vecindario, felicidad que llegó al tope cuando ella le anunció que estaba embarazada.

Solo la madre de Alberto levantó una ceja cuando el hijo le dio la gran noticia. ‘¿Tan rápido?', preguntó la señora, y el primogénito le respondió orondo y seguro: ‘Evidencia de que tu hijo es todo un varón', y siguió su vida de hombre demasiado dichoso, tanto que a veces le preguntaba al Cielo si no se le había ido un poquito la mano con darle tanta dicha, que creció cuando el examen reveló que sería papá de una niña. ‘Se llamará Lucila, y le diremos ‘Lucilita”, anunció Alberto y su madre se opuso rotunda. Yamileth no opinó, no era ella de pelear antes de tiempo.

Tres meses antes del parto, tuvo Alberto que salir en llamarada de su trabajo rumbo al hospital. ‘Se adelantó Lucilita', le comunicó su suegra, y cuando pudo hablar con el doctor que atendió a su mujer, lo cerró en un abrazo de pura gratitud: ‘Gracias, doctor, gracias, cómo está mi niña, seguro que no le falta un bracito o una orejita, aún le faltaban tres meses para nacer'.

El galeno lo separó y le dijo rotundo: ‘Su hija está muy bien, y ella no es prematura, es de tiempo completo, nueve meses redonditos'.

Aunque pensaba perdonarla, Yamileth le puso una manutención astronómica y lo sacó de la casa, porque así es cuando no te quieren. Beatriz lo recogió de ese desastre y amorosa lo cuida por si se da el milagro del amor.

==161==========

No puede ser, aún le faltan tres meses, revísela, seguro que le falta un bracito, una orejita…


comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
    ‘Ana y los ladrones de gatos'.
  • Fotos

Lotería

domingo 19 de agosto de 2018

  • 17743 1er Premio
  • BABB Letras
  • 2 Serie
  • 7 Folio
  • 17824 2do Premio
  • 97399 3er Premio