Curiosidades

Yo era una gatita gótica que iba a to'a

Yo era una gatita gótica que iba a to'a

martes 24 de mayo de 2022 - 12:00 a.m.

Según mis amigas, yo era una chica atrevida buscando aventura y haciendo cosas fuera lo normal

En mi juventud me vestía de gatita gótica, cosa que era común en nuestro vecindario y en cualquier sociedad de gente joven.

Según mis amigas, yo era una chica atrevida buscando aventura y haciendo cosas fuera lo normal.

Claro, es que para entrar en nuestro grupo tenias que tener esas cualidades y demonstrarlo siempre y cuando cumplieras las pruebas picantes que pusiéramos.

Mis amigas y yo, que ya estábamos pasadas de la mayoría de edad, queríamos probar cosas diferentes. Así fue que comenzamos a ponernos retos sexuales.

Un día escogimos un edificio desconocido y seleccionamos un apartamento por el numero de la puerta que significaba mi edad, y justo me mandaron a bajarme los pantis. Estaba en vestidito negro, con mis orejas de gatito que me hacían ver como una colegiala.

Un viejo abrió la puerta y le conté que era un reto, que mis amigas me obligaron a hacerlo y si quería podíamos tener sexo. Todo esto se lo dije riendo, porque era increíble lo que estaba pasando.

El man me cogió del brazo y me metió a su departamento. Me invitó a pasar a su habitación y se metió su pepazo de Viagra.

Con mi panti en sus manos, se lo llevó a la nariz y lo olía al mismo tiempo que me miraba.

Se bajó los pantalones, sin tocarme ni excitarse con el contacto de mi cuerpo, solo me veía.

El pene lo tenía demasiado gordo, por lo que me metió su mano en mi vagina y le colocó vaselina.

Él prefería hacerme sexo anal, así que tuve que cumplir. La regla era que mis amigas estuvieran presentes para ser testigos de la prueba, por eso se lo conté y él accedió dejándolas entrar.

A los quince minutos su pene todo duro, ese viejo sabia dónde meterlo y cómo meterlo. Simplemente ignoraba mis gritos y maldiciones con que yo le gritara.

Le decía que era un hijo de la gran puta, una mierda mal nacido, un asqueroso, porque entre más duro me daba más rico sentía. Así que insultarlo era la gasolina que necesitaba para echar a prender el fuego.

El tuvo tres orgasmo en menos de diez minutos, pero la pastillita azul lo mantenía todo duro y erecto, así que no paraba.

El don me tenía sudando y gritando todas las frases más sucias que pasaban por mi mente.

Luego, mi culo parecía tener un mar de leche, era la misma que ese viejo había acumulado en su pene desde buen tiempo.

Me dio las gracias, porque estaba lejos de la paila, me dijo que era como una gatita caída del cielo.

Sinceramente no comprendo como el sexo anal puede ser un placer sexual para algunos y para otros un castigo.

ANDABA

Engavillada

Nos poníamos retos sexuales y me tocó el mío: Hacerlo con el primero quien me abriera la puerta.


comments powered by Disqus
Publicidad

Multimedia

  • Videos
  • Fotos
    Los
lugareños devotos se encargan de la confección de la alfombras
ofrecidas como un homenaje para el Corpus Christi
Publicidad

Lotería

domingo 26 de junio de 2022

  • 3665 1er Premio
  • BDCA Letras
  • 16 Serie
  • 7 Folio
  • 3985 2do Premio
  • 3639 3er Premio
Change privacy settings