Curiosidades

Fiesta con lo ajeno (2)

Fiesta con lo ajeno (2)

viernes 31 de enero de 2020 - 12:00 a.m.
Redacción El Siglo
redaccion@elsiglo.com.pa

Amalia se recuperó pronto del faracho que le dio cuando vio que el carro que, sigue pagando todavía, lo tenía su cuñado vuelto leña

A malia se recuperó pronto del faracho que le dio cuando vio que el carro que, sigue pagando todavía, lo tenía su cuñado vuelto leña. El día de la salida se fue en su respectivo taxi amarillo. Por suerte el chofer no le dio por enamorarla o contarle sus penurias. Siempre tienen cinta para varias horas de corrido. Y como la vio que salía del hospital, bajó el volumen de la radio.

Ya en la casa, poco a poco se fue enterando de lo que hacía el man con su carro. Una de las primeras en contarle toda la sopa fue Chela, la vecina de la casa 34, que siempre está al pendiente de todo lo que ocurría en el barrio y claro, cuando lo contaba, le metía su picante y su salsa.

Le contaron a Amalia que el man casi no paraba en la casa, con eso que las carreras que piden por el celular no tienen horario, pasaba día y noche en la calle. Tenemos que recordar que ese pariente de Amalia se había mudado a su casa cuando le quitaron la suya por los lados de La Chorrera, eso fue cuando perdió el empleo que tenía de conductor de equipo pesado.

Los fines de semana, el man aparecía a altas horas de la madrugada con una rubia, que se quedaba esos días y se marchaba el domingo en la tarde, esto lo hacía en el carro de Amalia que el man le decía que era de él. En vez de irse a dormir, ponían la radio a toda mecha y sabrá dios qué más pasaba.

Los vecinos hablaron con él, pero los reclamos le entraban por una oreja y le salían por la otra. Cuando no vieron solución, Chela se fue para la casa de paz a denunciar al man. Todo esto, mientras la dueña del carro seguía esperando los resultados de los exámenes en una sala hospitalaria que se vaciaba hoy y mañana estaba a reventar de gente adolorida.

En la casa de paz lo multaron, algo leve, que no le quitó lo valiente al man. Que siguió en las mismas, y haciendo añicos el carro de Amalia. El resto de la familia no le ponía color a esto porque el cuarto que él ocupaba estaba en la parte de atrás de la casa y las de Amalia son de esa generación que puede estar ocurriendo un terremoto al lado y no se dan por enterado porque andan encerrados en su mundo.

Amalia mandó a chapistear la nave y a los meses volvió a recorrer las calles. Las cosas que tenía el primo en el cuarto se las echaron a la calle el mismo día que el taxi amarillo la dejó en la puerta de la casa. Pensó en llevarlo a la casa de paz, pero al final se lo dejó a la justicia divina. Y se concentró en trabajar duro duro para cumplir con todas las obligaciones, que no son pocas.

En la casa de paz lo multaron, algo leve, que no le quitó lo valiente al man, Que siguió haciendo añicos el carro de Amalia.
 

comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
    Los ‘tomasitos' están de vuelta luego de 30 añosLos ‘tomasitos' están de vuelta luego de 30 años
  • Fotos

Lotería

miércoles 12 de febrero de 2020

  • 9118 1er Premio
  • DAAB Letras
  • 18 Serie
  • 14 Folio
  • 7100 2do Premio
  • 0634 3er Premio