Curiosidades

Feliz añoooo

Feliz añoooo

lunes 1 de enero de 2018 - 12:00 a.m.
Redacción El Siglo
redaccion@elsiglo.com.pa

En Las Pechugas de El Chirriscazo también le dieron la bienvenida al 2018, pero como muchos estaban con las pailas volteadas

En Las Pechugas de El Chirriscazo también le dieron la bienvenida al 2018, pero como muchos estaban con las pailas volteadas, decidieron celebrarlo colectivamente. Vitorino, que era uno de los pocos lugareños que había tenido chamba todo el año, fue el que más aportó y quien pagó solito el costo de la muñeca de Año Viejo, eso sí exigió ser él quien le daría las instrucciones al chamero encargado de la obra.

Cuando el hombre llegó con el pedido, todos admiraron la calidad del trabajo y uno que otro murmuró que la muñeca se le parecía a alguien: ‘Como un aire, un trasunto, pero no preciso con quién', decían bajito, y se callaron cuando llegó Auristela, la mujer de Vitorino, que llegó sonriente, pero la sonrisa se le trocó en mueca apenas miró la belleza hecha de trapo viejo y coco seco. Tragó grueso y preguntó con voz de fastidio por qué una muñeca y no un muñeco. Nadie le contestó, por lo que la bella le sonó tres bofetadas a la imagen y se fue para su casa gritando: ‘Esa hp muñeca culona se me parece a la zorra más grande de este pueblo, y se van a joder, porque a mí me tocaba hacer los tamales y ahora ni v… haré, coman trapo viejo cuando les pique el estómago'.

Cuando regresaron los encargados de buscar el equipo de sonido para la pachanga, entre ellos Vitorino, les contaron el incidente, y este pidió que por nada del mundo se les saliera decirle a su mujer que él había pagado la confección de la muñeca, y que mucho menos agregaran lo otro, que él le había detallado el encargo al chamero. Todos los presentes, en absoluto del sexo masculino, chocaron manos, unos, otros asintieron con la cabeza, y ninguno se quedó sin asegurarle a Vitorino que ya habían borrado ese dato de la memoria. ‘Tranquilo, que eso nunca ha pasado, y si acaso pasó alguna vez ya todos los que lo supieron están enterrados', dijeron y esto tranquilizó a Vitorino, quien se fue para su casa y convenció a Auristela de venir a la pachanga y de terminar de preparar los tamales.

Unos minutos antes de la medianoche, casi lo sorprende su mujer acariciando desesperadamente el trasero envidiable y kilométrico de la muñeca y también estuvo a un tris de ser descubierto dándole un beso apasionado en los labios de coco. Lo salvó Federico, el único jubilado de la antigua Zona del Canal; el hombre le pegó un silbido de advertencia que lo puso fuera de peligro. Muchos dijeron después del revolcón descomunal que se formó, que Vitorino lloraba a lágrima viva mientras ardía la muñeca, pero que Auristela estaba eufórica, y que por eso ni cuenta se dio del llanto de su marido, igual que la esposa de Federico, quien se escapó en el momento de los abrazos, supuestamente aquejado por una urgencia estomacal producto de los tamales hechos con rabia. ‘Él le dijo voy y vengo', le dijeron los fiesteros a la señora cuando esta se percató de que su Federico no estaba ni entre los que bailaban ni entre los que pinteaban ni entre los que solo conversaban y recogían las cocoas. ‘Ay, verdad, el maíz es dañino para los que tienen piedra en la vesícula, los manda para el baño enseguida', aseguró la esposa y siguió saboreando su trago confiada en que Federico sudaba en el retrete. El hombre sí estaba sudando, pero de puro gusto mientras le daba a su amante de tres veces al año, Azucena, el saludo horizontal de Año Nuevo. ‘¿Te viniste fugadito, picarón?', le susurró ella en una pausa, y Federico, para ganar gracia, le contó todos los pormenores de la celebración colectiva, incluyendo el secreto de Vitorino.

Fue en las primeras horas diurnas del año que llegó Azucena a saludar a Vitorino y a su familia. Entró diciendo zalamera ‘Feliz añooo'. Y delante de Auristela, felicitó a Vitorino por haber pagado solito la confección de la muñeca. Tuvo que irse casi enseguida, porque la esposa le formó un revolcón descomunal al marido, quien antes del primer mediodía del año había pasado al listado de los solteros.


comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
    De Sedas es ‘El Macho'.
  • Fotos
    El árbol cuenta con más de 8 mil 500 focos, incluyendo la estrella que 
mide más de seis pies de alto y cuenta con 249 focos y 80 juegos de 
luces.

Lotería

miércoles 17 de enero de 2018

  • 8401 1er Premio
  • BBCA Letras
  • 4 Serie
  • 9 Folio
  • 7600 2do Premio
  • 4478 3er Premio