Curiosidades

Fea y flaca

Fea y flaca

sábado 31 de agosto de 2019 - 12:00 a.m.
Redacción El Siglo
redaccion@elsiglo.com.pa

Cuando supo que Sergio tenía otra calentura

A todos, sin excepción, nos preocupa saber cómo es el otro o la otra, de manera que apenas nos enteramos de que nuestra pareja tiene un nuevo amor la primera pregunta que nos hacemos es esa. Dalia no se preocupaba cuando la otra era poco agraciada de cara o de cuerpo esmirriado.

‘Esas flacas no tienen gusto', decía orgullosa Dalia mientras se palpaba las protuberancias que natura le dio y agregaba ‘aquí sí hay, para llevar y para regalar a las pobrecitas que no tienen. Se sentía segura de su marido, eran muchos años de convivencia e igual cantidad de quemes, aunque siempre ella ganaba la batalla y Sergio no se le iba con la otra. Había cogido confianza porque este se entusiasmaba unos días y luego como que se cansaba de la intrusa y la mandaba lejos, en esa situación indigna para ambas vivía Dalia, quien confiaba ciegamente en que su belleza física era el seguro infalible para mantener al esposo lejos de las ideas de dejarla.

Cuando supo que Sergio tenía otra calentura, enseguida averiguó quién era. ‘Solo supe que es de la tierra del vallenato, pero no pude saber cómo era', le dijo una prima de Sergio, que era su detective oficial. El dato la dejó desvelada, porque es grande la fama de ‘bellas de cara y de cuerpo' de las vecinas, a quienes no les importa gastarse un platal para entrar al grupo de las guapas si el caso es que no nacieron con esos atributos. Pero la suerte pareció sonreírle a Dalia cuando una amiga pilló a Sergio en un restaurante con la otra, que, físicamente, era la excepción de la regla. Y la ‘radiografió' para pasarle el informe a la afectada. Luego de enterada de la estampa de la rival, Dalia dijo segura y feliz: ‘Ah, esa culiseca, esa flaca, esa desnutrida, esa candidata a reina de las feas, a esa no le tengo miedo, esa mujer no tiene gusto, ahora mismo Sergio la prueba y la deja en menos de lo que se persigna un ñato'. Luego, por costumbre, nada más, averiguó dónde trabajaba la rival y el nombre. ‘Paola', le dijeron. Y se condolió de la pobre mujer, a la que le vaticinaba un romance corto.

Cuida'o, pues, no la menosprecies tanto, recuerda que la suerte de la fea la bonita la desea, le decían las amigas a Dalia cuando la escuchaban burlarse de la rival diciendo ‘me da lástima, prontito Sergio la dejará porque tiene las dos efes, flaca y fea. Era pura risa durante dos semanas, pero pasando los días la risa se fue trocando en seriedad, el rostro risueño fue mudando de aspecto y endureciéndose por la preocupación a medida que el tiempo caminaba y Sergio no dejaba a Paola.

Lo enfrentó y Sergio no negó el romance. Y Dalia lo atacó con la única arma que ella sabía manejar ‘me ofendes con quemarme con esa mujer, tú no la has mirado bien, es flaca y fea, qué gusto le hallas, tú eres el único loco que se fija en esa perra, es que ya perdiste la dignidad, la vanidad y el orgullo, mira lo que estás haciendo'. Sergio se quedó callado para no ofender más a su mujer, pero esta inició una ofensiva por las redes sociales en las que colgó fotos de la mujer a la que caricaturizaba al extremo. Y no conforme con eso llamaba a los amigos de Sergio para ‘informarles' que este había perdido todo el caché.

Fue una lucha de varios meses hasta que Sergio decidió ponerle fin al suplicio de Dalia y como varón se lo dijo ‘frentea'o'. Dos palabras solamente, pero que encerraban un mundo ‘me voy'. Y se fue con la fea-flaca, dejando a Dalia llorosa y convencida de que la belleza física no basta para amarrar a un hombre.

Era pura risa durante dos semanas, pero pasando los días la risa se fue trocando en seriedad, el rostro risueño fue mudando de aspecto y endureciéndose por la preocupación
 

comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
    El cáncer persigue a los sobrevivientes del 9-11.
  • Fotos

Lotería

miércoles 18 de septiembre de 2019

  • 1339 1er Premio
  • DCCA Letras
  • 21 Serie
  • 3 Folio
  • 9886 2do Premio
  • 1627 3er Premio