Curiosidades

Exigencia de padres incrementa ansiedad en pequeños de edad preescolar 

Exigencia de padres incrementa ansiedad en pequeños de edad preescolar 

lunes 4 de junio de 2018 - 3:44 p.m.

Especialista asegura que el juego es una herramienta básica que permite al niño aprender reglas, socialización, hábitos, lenguaje comprensivo y articular

La exigencia de los padres hacia los hijos, principalmente en el ámbito educativo, ha incrementado la ansiedad en los pequeños de edad preescolar, señaló hoy una especialista.

"Vemos niños de cinco o seis años de edad que sienten que no son buenos en clase porque no tienen las mejores notas o no hablan el inglés y el francés, esto es para reflexionar", dijo en un comunicado la psicóloga Miriam Aceves García.

La especialista del Hospital psiquiátrico San Juan de Dios del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) explicó que los padres muchas veces generan expectativas en los hijos y canalizan en ellos competencias propias o que hubieran querido tener. Destacó que, en la actualidad, las ocupaciones de los padres y las exigencias educativas dejan de lado el juego pedagógico en los infantes, algo necesario para la maduración y el desarrollo de su sistema nervioso.

"Dejan de jugar porque estamos más preocupados en que hable idiomas, lea y escriba lo más pronto posible. Y olvidamos la base de todo el aprendizaje y el desarrollo, que es el juego" explicó.

La experta señaló que el juego es una herramienta básica que permite al niño aprender reglas, socialización, hábitos, lenguaje comprensivo y articular. También aseguró que se promueve el desarrollo de sus capacidades motrices y otros aspectos de una forma lúdica, y por ello se debe llevar a cabo en distintas etapas del crecimiento y con distintos enfoques u objetivos.

"A través del juego, el niño aprende a identificarse, a autoafirmarse en su yo", puntualizó.

La experta aconsejó también que en los primeros tres años de vida se evite dar al infante "una 'tablet' o el celular, porque les estamos cerrado las posibilidades de desarrollarse motriz y socialmente, en lugar de optar por juegos simples, que les ayuden incluso a resolver problemas".

Al jugar, el niño aprende a regularse emocionalmente, algo que puede prevenir futuras alteraciones en la etapa adolescente y adulta, agregó.

Aceves García explicó que es sumamente importante que los padres jueguen con sus hijos pues con ello se fomenta el apego y la paternidad responsable. "Los padres deben estar atentos al desarrollo general de sus hijos.

Un padre que no sabe qué juegos le gustan a su hijo, o qué personajes de la caricatura le agradan, está incurriendo en una crianza deficiente" advirtió.

Finalmente, dijo que un niño que no juega o está mayormente callado o inmóvil es motivo de preocupación porque "quizá está viviendo un infancia anulada, o adelantándose a un proceso que no es el de un niño". 


comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
  • Fotos
    .

Lotería

domingo 23 de septiembre de 2018

  • 6254 1er Premio
  • BDAA Letras
  • 19 Serie
  • 3 Folio
  • 2492 2do Premio
  • 0782 3er Premio