Curiosidades

Evaristo, siempre listo

Evaristo, siempre listo

viernes 8 de noviembre de 2019 - 12:00 a.m.
Redacción El Siglo
redaccion@elsiglo.com.pa

¡Limpio patio, arreglo casa!, voceaba Evaristo su labor de multioficios. 

¡Limpio patio, arreglo casa!, voceaba Evaristo su labor de multioficios. ‘Me limpia el patio?', le preguntó don Raymundo. ‘Pues, claro', ‘ahí se lo dejo. En la parte de atrás de la casa encontrará tres machetes. Puede usar uno', dijo el dueño. Cuando Evaristo terminó, le pagaron según lo convenido. Pero llevaba algo más en su bolsa, sin permiso del dueño. ‘Ay caray', exclamó días después don Raymundo. Juraría que había tres machetes aquí. ¿Será que eran dos?' Mientras tanto, Evaristo seguía voceando por la calle. ¡Evaristo, siempre listo! Estoy para todo lo que guste mandar. ‘¿Cualquier cosa?', preguntó doña Ana. ‘Pues, diga usted'. ‘Necesito que me cambie las tapas de algunos interruptores de luz y las baquelitas de los tomacorrientes. ¿Lo hace? ‘Seguro. No más si tiene usted el destornillador'. Don Evaristo cumplió el pedido, después de que doña Ana puso a su disposición su caja de herramientas. Nada más que, al rato de marcharse él, doña Ana buscaba sin éxito su destornillador. ‘Tengo varios, pero juraría que tenía uno más de mango azul', musitó. ‘¿Se lo habrá llevado el multioficios?' Evaristo iba silbando por la vía.

Otro día y otro pregón: ‘Evaristo para lo que mande a hacer. ¡Evaristo siempre listo!' Lo llamó don Florentino: ‘Evaristo, me pinta usted la cerca, por favor?'. ‘Cómo no'. Evaristo tenía una brocha, pero en mal estado. El dueño de casa no lo sabía, y le ofreció una de las suyas, que lucía mucho mejor. Cuando acabó, Evaristo cobró lo suyo, pero en su mochila llevaba la brocha nueva de don Florentino que nadie le había regalado. En su lugar, le había dejado la brocha mala. ¡Je, je, la verdad es que eres muy listo, Evaristo!, se dijo para sus adentros.

La señora Leonor le pidió un día que le regara el jardín. ‘Claro que sí'. Y lo hizo. Pero al día siguiente, ella no encontraba el difusor de la manguera. ‘¿Se lo habrá llevado este hombre?' Todas estas personas eran vecinos. Y cuando se veían, se ponían a conversar de diversos temas, entre ellos el mantenimiento de sus casas. Así salieron a relucir los trabajos encomendados a Evaristo y los disgustos padecidos por la pérdida de algunos artículos caseros. Siempre sucedía cuando Evaristo había prestado algún servicio. La siguiente vez que Evaristo se dejó caer por las calles del barrio los vecinos estaban alerta.

‘Venga acá don Evaristo', dijo Florentino. Él se acercó desprevenido y preguntó, ‘¿qué oficio quiere que le cumpla?' ‘Permítame ver esa bolsa tan bonita que tiene'. La tomó de la mano de Evaristo'. ‘¿Dónde la compró?'. Y rápidamente la vació frente a su casa. ‘Pero, ¿qué hace?' ‘Ajá. Esta es mi brocha. Solo quería saber dónde estaba' Evaristo quiso ponerse a discutir. No hubiera perdido el tiempo. Pronto se oyeron otras voces. ‘Ese es mi destornillador', dijo doña Ana. ‘Y ese es el difusor de mi manguera', agregó la señora Leonor. Ambas habían llegado rápidamente cuando lo oyeron vocear. ‘Y esa es mi cinta métrica', dijo otro más. ‘Y ese es mi martillo'. La cara de Evaristo se fue poniendo pálida.

La cara de Evaristo se fue poniendo pálida. ‘¿Así que eres siempre listo, no Evaristo?', le sonrió don Felipe. ‘Mira, solamente porque eres una persona ya con tus años y por la confianza que te hemos tenido, y porque trabajas bien no te entregaremos a la Policía. Pero esto que tú haces se llama hurto, y lo haces por vicio, porque ni vives en la calle ni tienes necesidad. Es una vergüenza para ti que te hayamos sorprendido en esto'. El hombre, apenado, pidió perdón. ‘Ahora márchate. Y espera arrepentido el día que te ganes otra vez la confianza de la gente'. Evaristo se fue con el rabo entre las patas, meditando en todo lo que había perdido: no los objetos, sino el honor y el respeto.

La señora Leonor le pidió un día que le regara el jardín. ‘Claro que sí'. Y lo hizo. Pero al día siguiente, ella no encontraba el difusor de la manguera.
 

comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
  • Fotos

Lotería

sábado 30 de noviembre de 2019

  • 0025 1er Premio
  • BCDD Letras
  • 20 Serie
  • 11 Folio
  • 0232 2do Premio
  • 0117 3er Premio