Curiosidades

Entró a ciegas a pelear contra su hija

Entró a ciegas a pelear contra su hija

martes 23 de julio de 2019 - 12:00 a.m.
Redacción El Siglo
redaccion@elsiglo.com.pa

Le dije: Vanesa tu tienes un secreto y piensas que nadie sabe.

Confundida, Vanesa llega a que la consulte. Es una chica de 24 años, soltera, estudiosa, de buena familia y con solvencia. No comprende por qué a su corta edad le están pasando tantos sucesos incómodos y un poco oscuros.

Al observar a Vanesa, de primera impresión se veía bien. Pero al abrir la sesión de consulta, me encuentro con temas terribles que a mi me dejaba en shock. Pero no sabía como decirle a Vanesa cuál era su problema.

Como consultora espiritual he procurado distanciarme de cualquier imagen de engaño o fraude, y que por muy dura que suenen las verdades debía decirlas completas, nada a medias; nada con intenciones de lucro.

Le dije: Vanesa tu tienes un secreto y piensas que nadie sabe. Ella solo me observó. ‘...tienes oculto tus gustos amorosos y tu afinidad por tu mismo sexo. Ese tema tu Madre lo sabe y ha ido a otro país, para arreglarte, según ella. Tu madre quiere que dejes de sentir esa atracción por la chica con la que llevas 2 años de relación.'

Vanesa entre asombro y decepción me responde, ‘...si usted tiene la razón, pensé yo por años que era mi secreto y no sabía que mi madre estaba informada.'

Le recomendé hablar con su madre y le dije. ‘Ante todo eres adulta, no eres una niña y sabes afrontar tus decisiones. Pero si necesito que le digas estas palabras: que ella jamás va a cambiarte, pero si va a matarte. Porque a causa de esos trabajos de magia negra, es que te has accidentado y has estado varias veces en el hospital sin causa lógica.'

Es necesario que ella misma rompa esos trabajos, que ella mantiene en su poder.

Solo de esa forma se dejaría en paz, por que si se realiza un rompimiento y se revoca a tu madre. Tu misma serás la culpable sin querer, de cualquier daño que tu madre pueda sufrir.

En estos momentos la solución no está en una guerra de brujería, por que madre e hija serían las únicas caídas en el campo de batalla. Y esto solo es una madre que no acepta, el bochorno y el qué dirán. Pero no se ha dado cuenta, que lejos de una preferencia sexual; tiene una profesional y buena hija, de la cual debe sentirse orgullosa. Todos nos equivocamos en la vida, pero más nos equivocamos cuando pretendemos ajustarnos a las reglas de una sociedad, que de por sí está corrupta y que se burla de cualquier defecto ajeno.

Regresa con tu madre, dale un abrazo y déjale claro que no es la culpable de lo que ella considera un error en tu vida. Somos es resultado de muchas cosas y cuando ya uno es hombre o mujer, con criterio. La brujería no nos va a cambiar nuestros ideales, que ya se formaron. Pero esos ideales que te inculcó mamá, han logrado que a tu corta edad seas una profesional, buena personas y quien sin maldad en tu corazón, respeta a su madre. Cuantos afuera en esa sociedad perfecta e intachable; pueden decir lo mismo.

Ninguna madre es mala, pero en su desesperación por querer que sus hijos sean perfectos, puede caer en manos de personas, que no miren consecuencias de las obras que realizan.

A los hijos hay que quererlos y aceptarlos como son. Son el resultado de la formación que recibieron en familia,... desde un rincón de Luz y Fuerza.

Los padres solo son guías, no jueces. Cada uno es resultado de la formación que reciben en casa.
 

comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
    Marta Noemí Noriega y los 500 años de la ciudad de Panamá .
  • Fotos

Lotería

miércoles 14 de agosto de 2019

  • 4334 1er Premio
  • ADDC Letras
  • 12 Serie
  • 6 Folio
  • 2620 2do Premio
  • 9183 3er Premio