Curiosidades

Encuentro ‘mortal'

Encuentro ‘mortal'

miércoles 10 de enero de 2018 - 12:00 a.m.
Redacción El Siglo
redaccion@elsiglo.com.pa

Muchos olvidan que en una unión conyugal que date de muchos años se tejen muchos lazos sólidos

Aunque todavía estaban tibiecitos los abrazos y manifestaciones de puro amor que intercambiaron en el recibimiento del nuevo año, a Bartolo se le puso el mundo familiar al revés cuando surgió, recién pasada la celebración, el encuentro de su esposa Rosalina con su ex, el buenagente de Arnoldo, a quien ella abandonó cuando él le calentó la oreja y le provocó una pasión de esas tormentosas que hacen que una mujer olvide sus más sagrados deberes maternales y conyugales. El suceso estremeció al pobre Arnoldo, pero se paró como Piñango y fue, poco a poco, saliendo del hueco hasta que el reloj biológico, que no se detiene aunque uno esté emocionalmente en el suelo, le dio señales de que le urgía una compañía femenina, y se casó con una compañera de trabajo que también venía de un fracaso matrimonial.

Muchos olvidan que en una unión conyugal que date de muchos años se tejen muchos lazos sólidos, y que esos no se deshacen con la pasión porque fueron tejidos con el amor. Fue ese detalle el que olvidó Bartolo cuando se afanó en tumbarle la mujer a Arnoldo, y aprovechó la calentura de ella para llevársela en nombre de un sentimiento que no era eso, sino una mala pasión. Y así llevaban, ocho años juntos y en aparente felicidad, tanta que en el vecindario eran el ejemplo de parejas sólidas y la envidia de los que añoraban una armonía familiar como la que ellos derrochaban.

Esa mañana del encontronazo que dio validez al dicho: ‘El tiempo pone a cada quien y a cada cosa en su lugar', salieron a comprar un abanico, porque entre el calor y los mosquitos ya llevaban tres noches sin darle al cuerpo lo que le pertenece. Iban, como siempre, abrazados por el centro comercial, cuando Rosalina vio venir a una pareja de la mano. No lo reconoció de inmediato, Arnoldo había recuperado su peso y ya no estaba flacuchento como la vez que ella lo volvió a ver en una fila para sacar plata del cajero; en esa ocasión, el hombre todavía andaba enfrentado a la falta de apetito, y era casi un esqueleto andante y pensante. Cuando lo identificó sintió una ira desconocida y con rabia se sacudió el brazo de su marido y se le abalanzó a la mujer que acompañaba a su ex llamándola por los adjetivos más groseros que encontró: zorra, perra, ratona, puta y prostituta. La víctima, Arnoldo y Bartolo tuvieron ese minuto de shock que Rosalina aprovechó para agarrarse de la cabellera de la otra que cuando reaccionó también se prendió de la melena de la atacante.

Ninguno de los dos hombres tenía mente para separarlas, y cuando vinieron otros a poner orden, Bartolo le soltó un reclamo a su mujer, que le contestó ‘cállate la boca que aquí tú no pintas nada, lárgate, que yo tengo que hablar con este', señalando a Arnoldo. Y aunque Bartolo le reclamaba histérico, Rosalina volvió a empujarlo y a ordenarle que se perdiera, ‘cállate esa boca de puta, no entiendes que en este entierro no tienes vela, infeliz que causaste toda esta desgracia'.

Mientras ella discutía con su marido, Arnoldo aprovechó para agarrar a su mujer y se perdieron de esos lares, pero apenas Rosalina los vio corrió a perseguirlos llamando a voces a Arnoldo y diciéndole que quería hablar con él. ‘No tengo nada que hablar contigo', le gritó Arnoldo y logró, junto con su mujer, escabullirse y dejarla sola con su vergüenza en medio de la muchedumbre que compraba lo que quizás no necesitaba. Cuando se vio sin compañía y sin la esperanza de hablar con Arnoldo y explicarle lo inexplicable, decidió irse a la casa de él, que antes era suya, y esperarlo hasta que la escuchara, lo que fue imposible porque este la sacó a la fuerza sin permitirle siquiera entrar donde antaño ella era la reina más amada.

Volvió a su casa, donde Bartolo la esperaba con la ropa lista y con ánimo de deleitarse echándola con saña, pero, para sorpresa de él, Rosalina cogió su maleta y le gritó: ‘Maldita la hora en que te conocí'…

Sólidos: Los lazos formados con el amor.
 

comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
  • Fotos
    El árbol cuenta con más de 8 mil 500 focos, incluyendo la estrella que 
mide más de seis pies de alto y cuenta con 249 focos y 80 juegos de 
luces.

Lotería

miércoles 17 de enero de 2018

  • 8401 1er Premio
  • BBCA Letras
  • 4 Serie
  • 9 Folio
  • 7600 2do Premio
  • 4478 3er Premio