Curiosidades

Se enamoró por videojuegos

Se enamoró por videojuegos

domingo 30 de octubre de 2022 - 12:00 a.m.
Redacción El Siglo
redaccion@elsiglo.com.pa

Ocurre que la pareja cumplió sus primeros cinco años de casados y para demostrar su cada integrante se desbordó en detalles

Es que dicen que la tecnología nos acerca, pero a otros los alejó, como le pasó a Eybar y Amanda, dos personas que vivían una idílica historia de amor, hasta que un regalo de Navidad los separó.

Ocurre que la pareja cumplió sus primeros cinco años de casados y para demostrar su cada integrante se desbordó en detalles.

Él le regaló una cena para dos en uno de esos restaurantes de comida buffette y, además, un collar de oro que simbolizaba sus bodas de madera.

Ella, como sabía por donde darle, le regaló un PlayStation 5 y una cajita en donde lo único que había era una carta.

Dentro de ella solo había una sola frase: ‘Este videojuego es para que ahora te entretengas en casa, antes de que te desveles con nuestro hijo'.

Eybar quedó confundido ¿Ella le estaba pidiendo un hijo? o ¿qué quiso dar a entender.

‘No seas bobo, estoy embarazada', le aclaró.

El futuro padre estaba emocionado. Consentía a su amorcito y a su bebé, que pronto vendría en camino.

Pasaron los nueve meses y nació el primogénito de los tórtolos.

Como es sabido, las mujeres llevan el peso del embarazo y de un recién nacido.

Las desveladas eran a la par, pero mientras ella atendía a su bebé, él jugaba con sus amigos del extranjero, lo que con el tiempo empezó a enojar a Amanda.

Armanda de valor, un día se lo tiró en cara.

Molesto, pero tratando de salir victorioso de la pelea, Eybar le dijo: ‘Si quieres juegas y ves qué es lo que hago, no es nada malo. Te quejas y no soy como los maridos de tus amigas que salen de la casa, las queman y cuando regresan les pegan'.

¡Ay! Eso hizo que la sangre de la madre primeriza hirviera.

La pelea quedó hasta ahí.

Pasaron los días y volvieron a estar de buenas.

Eybar, era un muchacho bonachón, así es que le dijo a su mujer: ‘Mira, Amandita, siéntate, juega y yo me encargo durante todo el día del bebé'.

Eso se lo permitía su trabajo, que era a distancia.

Amanda jugó de mala gana, pero al pasar los días, las semanas y los meses se fue volviendo adicta al videojuego. El ser ama de casa y el tener la oportunidad de jugar hasta en la madrugada le fue cobrando cada vez más caro

Lo peor es que estaba descuidando a su bebé, dormía mientras Eybar estaba despierto y se despertaba a la hora de dormir.

Así conoció a Álvaro, un español con el que comenzó a coincidir en Free Fire.

Él le comenzó a comprar diamantes y la fue enamorando por el oído.

Para no alargarles el cuento, la pelá se enamoró de un hombre al que solo le conocía la voz.

Un día se lo confesó a su marido y este se fue enojado, de la casa.

A los pocos días Eybar regresó por su hijo y hasta el sol de hoy lo está cuidando solo, pues el Romeo y la Julieta virtual, se prometen una vida juntos, pero hasta ahora ni se han encontrado ¿Cómo será eso?

El embarazo, las desveladas y el videojuego jugaron en contra de la relación de Eybar y Amanda. Ella se enamoró de su amigo virtual y él no le tocó más que echar pa'lante con su hijo
 

comments powered by Disqus
Publicidad

Multimedia

  • Videos
    Desde la Calle con Zuriela del Carmen Gómez.
  • Fotos
    Castillo ha sido ya trasladado al penal de Barbadillo.
Publicidad

Lotería

domingo 04 de diciembre de 2022

  • 0411 1er Premio
  • BBDC Letras
  • 19 Serie
  • 7 Folio
  • 8502 2do Premio
  • 7303 3er Premio
Change privacy settings