Curiosidades

En cuarentena

En cuarentena

lunes 16 de marzo de 2020 - 12:00 a.m.
Redacción El Siglo
redaccion@elsiglo.com.pa

A José la cuarentena del virus le ha dado un golpe duro. 

A José la cuarentena del virus le ha dado un golpe duro. Con decir que ni siquiera puede usar el celular porque la esposa se le acerca y quiere ver con quién chatea. Y después de lo que pasó en el hotel playero, ella tiene razón en ponerse así.

Resulta que José ha sido un empleado ejemplar. Tan ejemplar era que a sus setenta sigue trabajando y es parte de una junta directiva de un ente gubernamental muy importante. En la primera oficina donde laboró nadie sospechó que era el amante de una de las mejores secretarias. La conoció cuando ella llegó con apenas 25 años y el romance se prolongó por dos décadas. Y dicen que la dama era de esas que se bañaba de perfume la larga melena del color del mango maduro. El secreto mejor guardado en esa institución era el romance de la secre y José.

El picaflor se las ingeniaba para verse con la bella rubia y saborear el sabroso ceviche con helado que ella le pedía. Por parte de la dama, le era más fácil la escapada los fines de semana porque el esposa era vendedor rutero y lo mandaban para todas las provincias. En la casa, la esposa jubilada de José que solo salía corriendo a comprar los chances, le tenía la soga cortita, tanto así que hasta le reclamaba cuando pasaba mucho tiempo con el celular en la mano. No iba a las reuniones de la directiva porque no la dejaban entrar.

Un domingo de marzo, la esposa de José se ganó unos pedazos de chance y arregló todo para irse el fin de semana para un hotel de playa de Coclé. Él no estuvo de acuerdo pero se las aguantó porque tenían años que no salían ni a la farmacia juntos. José pensó en decírselo a la secre, pero optó por mantener el secreto. Total, se ponían mandar fotos y mensajes azucarados como siempre. Los dos jubilosos la pasaron bien durante la tarde, en la playa, y en la noche bajaron a la comer. José se compró un par de frías y las subió en una bolsita. Se las tomó y quedó noqueado. En ese momento la esposa se apoderó el celular y vio que alguien le estaba mandando fotos pelo pelo al marido. Lo primero que pensó fue darle con un zapato en la cabeza o con el florero o con la silla. Se contuvo cuando recordó cómo resolvió la protagonista de la novela de la tarde la infidelidad del marido. Terminaron el fin de semana y volvieron a casa.

Ella actuaba como si esas espinas no le tuviesen entrando y saliendo en el pecho. El lunes José se fue al trabajo como siempre, sin siquiera pensar todo lo que se le venía encima. La esposa salió después en un taxi amarillo rumbo al ministerio. Cuando llegó se encontró a José charlando con la secre del pelo color del mango maduro. Ninguno de los dos tórtolos sospechaba que ese romance era un secreto de tres.

La jubilosa armó tremendo escándalo en la recepción que el mismo ministro bajó a ver qué era lo que estaba ocurriendo. José al ver que las cosas se estaban saliendo de las manos, se desmayó (de mentira). Algún familiar, preguntó el para médico de la ambulancia. La señora se embarcó y el vehículo encendió las luces y se hacía espacio en una calle atestaba de carros. (Continuará)

Ella actuaba como si esas espinas no le tuviesen entrando y saliendo en el pecho. El lunes José se fue al trabajo como siempre, sin siquiera pensar todo lo que se le venía encima.
 

comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
  • Fotos

Lotería

domingo 15 de marzo de 2020

  • 2431 1er Premio
  • DBBA Letras
  • 15 Serie
  • 2 Folio
  • 8005 2do Premio
  • 7137 3er Premio