Curiosidades

¿Dónde está esa?

¿Dónde está esa?

jueves 29 de diciembre de 2016 - 12:00 a.m.
Redacción El Siglo
redaccion@elsiglo.com

Al que no está en la muerte de su padre no le toca herencia, aseguró Carlota y metió en su carro los jamones de los ausentes

Manolo también tenía su amorcito extra: la sensual Domilieth, cuyo nombre surgió de la mezcla de las primeras y últimas letras de los nombres de las dos abuelas, Domitila, la interiorana, y Yulieth, la capitalina. La chiquilla creció malcriada, no le dio la gana de estudiar más allá del quinto grado, y antes de los quince era la amante de un viejo que le compraba ropa de marca y le daba plata, pero el don no aguantó la combinación de la cuca joven con la vieja, y una tarde viajó al más allá. El deceso obligó a Domilieth a trabajar en un almacén, donde conoció a Manolo, un funcionario recatado, trabajador y casado, que le ofreció migajas de amor y de plata que ella aceptó porque le gustó ese hombre joven.

‘Suficientes fueron quince años comiendo viejo', les dijo a las amigas que la reprendieron por golosearse al marido ajeno. En vano fue el regaño, porque Domilieth no dejó a Manolo, quien siempre llegaba a la quincena con la lengua afuera.

‘Tener dos mujeres es un lujo prohibido para los que no saben cuadrar las finanzas', le decían a Manolo en el trabajo, pero él se quedaba callado porque era casi nada lo que le daba a la pobre Domilieth, a la que le prometió un jamón para Año Nuevo, fiesta que ella celebraba con los vecinos, porque él tenía que ‘estar' en el santo hogar. El funcionario contaba con el jamón que cada año les daban cortesía del Estado; ya había muchos comentarios entre los empleados, quienes veían venirse encima el fin de año y ninguno de los jefes sabía exactamente cuándo repartirían la pata del cerdo. ‘Sí se les va a dar un jamón a todos, pero no sé qué día ni a qué hora lo mandarán, y no se pongan brutitos que yo, aunque ricachona, también sé ponerme bruta', les dijo Carlota, la directora de la entidad, a los que se presentaron con aires de revolucionarios a preguntarle la fecha de entrega del anca porcina.

Entre el grupo insurrecto estaba Manolo, aquejado esa tarde por una fuerte tos, pero alcanzó a preguntarle: ‘Jefa, cree usted que lo traigan mañana'. La mujer lo miró con ese aire de superioridad con que miran a sus subalternos aquellos que no tienen a Dios en su corazón, y le contestó: No, mañana no, creo que dentro de dos días. El tosigoso se retiró tranquilo para su casa y se quedó en ella al día siguiente, porque la gripe lo tenía sometido. Estuvo tranquilo y en reposo hasta las dos de la tarde, cuando un compañero le chateó: ‘Hey, Manolo, acaban de darnos el jamón, te pillo el tuyo'. La respuesta afirmativa del enfermo llegó instantánea, pero Carlota le negó el jamón al amigo con el argumento de que la orden de vidrio era ‘entrega personal'.

‘Al que no está en la muerte de su padre no le toca herencia', aseguró Carlota y metió en su carro los jamones de los ausentes ese día histórico. La noticia casi asfixia a Manolo, a quien le dolió en el alma decirle a Domilieth que no habría jamón, que por él no haber ido a trabajar no se lo dieron.

‘Pero supongo que te lo guardan allá y te lo darán mañana', dijo la amante. ‘La jefa dijo que no, que ya lo perdí', contestó Manolo. Dos minutos después salió Domilieth de su trabajo rumbo a la oficina gubernamental. Entró gritando ‘dónde está esa'. Unos dedos tímidos señalaron a Carlota que de espaldas daba órdenes. ‘Deme el jamón de Manolo Carpintero', le gritó a la mandamás, que le devolvió el grito ‘él no vino a trabajar, así que no le toca'.

Domilieth se le pegó a la ricachona y la intimidó: ‘Me das el jamón o nos vemos la sangre aquí mismo, ya hablé, tú decides'. No se supo si fue la mirada de pueblo juegavivo o qué, pero la voz de Carlota se oyó temblorosa cuando ordenó ‘Sánchez, vaya a mi carro y tráigame un jamón'.

Historia: Los primeros cerdos aparecieron a inicios del Neolítico. Origen: El jamón se obtiene de las patas traseras del cerdo.
 

comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
  • Fotos

Lotería

domingo 28 de mayo de 2017

  • 8291 1er Premio
  • ABAB Letras
  • 24 Serie
  • 8 Folio
  • 6198 2do Premio
  • 1304 3er Premio