Curiosidades

Don Fermín

Don Fermín

jueves 12 de abril de 2018 - 12:00 a.m.
Redacción El Siglo
redaccion@elsiglo.com.pa

Estaban en la fila en espera de que los atendieran cuando un seguridad del banco le gritó a Fermín

Don Fermín iba por la vida tratando de esconder la edad, porque desde que cumplió los 35 el miembro se le puso caprichoso, solo se levantaba y cumplía sus funciones si la compañera era joven y de buen ver. Tenía 63 años cuando se le antojó casarse con Osiris, porque el motor seguía con su capricho de solo trabajar con mujeres jóvenes, y era ella la candidata ideal: 40 años menor, bien forradita en carnes y, al parecer, le parecía atractivo el don, verdad que les había revelado a las amigas de Fermín, quienes se encargaron de ilusionarlo para que la enamorara, lo que logró en la primera conversación, y en esa misma semana, por sugerencia de ella, Fermín fue al banco a solicitar tarjeta clave y de crédito y otros trámites que él no se atrevía a realizar porque no se adaptaba a los cambios tecnológicos. ‘Soy feliz haciendo mi fila para cambiar mi papelito, eso de que una máquina me dé plata no va conmigo', aseguró el don, y Osiris, con pocas palabras, logró lo que muchos llevaban años intentando.

Estaban en la fila en espera de que los atendieran cuando un seguridad del banco le gritó a Fermín: ‘Busca tu fila, tío, tu fila es la uno, la de la gente de Eladio, esa es la tuya'. El hígado le empezó a doler apenas escuchó esas palabras, se hizo el que no había oído o que aquello no era con él, así que cuando el seguridad se acercó para repetirle la indicación cara a cara, Fermín reaccionó con violencia y, profundamente avergonzado porque lo llamaran jubilado delante de Osiris, abofeteó al empleado gritándole: ‘Jubilados tu papá y tu abuelo, yo no'. Al rival le bastó un segundo para decidir entre conservar el trabajo o perder el empleo, pero no el orgullo; se decidió por lo segundo y le mandó tres trompadas de acero al cliente, que hubo que levantarlo del piso y luchar a brazo partido para quitárselo al otro que estaba endiablado. La institución compensó a Fermín con agilizarle todos los trámites, y esa misma tarde salió Osiris radiante con tarjeta de crédito y clave con buen fondo, y solo ella conocía el pin.

En la noche de bodas se fingió enferma, y cuando Fermín fue a que le dieran lo suyo, Osiris lo rechazó y argumentó que tenía los síntomas de una gripe rompehuesos, y que solo le provocaba reposar y dormir. ‘Cómo se te ocurre', ¿no ves que tengo fiebre?, le gritó ella cuando el viejo esposo insistió en sacarla del libro de las doncellas, virtud que pregonaban los padres y ella misma. ‘No me toques, no me toques', repetía Osiris cuando Fermín intentaba palparle los puntos donde habitualmente se prueba si hay o no hay calentura; y siguió pidiendo lo que por ley ya le correspondía, ahora ilusionado con entrar a sus profundidades donde, se imaginaba él, también habría temperatura afiebrada. Quiso desnudarla, ansioso, y como ella le forcejeó, por accidente le hizo un leve rasguño en la mejilla derecha, por lo que Osiris dio un alarido que despertó las sospechas del vecindario que andaba morboso por saber si de verdad la esposa de Fermín era virgen. ‘Dámelo, dámelo o no respondo', aseguró Fermín, rabioso porque suponía que su mujer ya le había dejado en cero sus fondos de ambas tarjetas.

Solo logró quitarle la prenda más íntima, porque Osiris se levantó y quebró una botella que había cerca y con ella se hirió los brazos, llamando de inmediato a sus padres, quienes vinieron dos minutos antes que la Policía. ‘Lléveselo que casi mata a nuestra hija', les dijeron los parientes a los tongos, que no repararon en creer la versión de Osiris acusando a Fermín de sus heridas. ‘Que salga él de la casa, esta vivienda es de ella porque es su esposa, y él no puede vivir aquí porque hay una orden de alejamiento', dijeron los papás de Osiris cuando Fermín salió de la cárcel, ahora limpio, sin casa y sin haber comprobado si la virginidad de Osiris era real o un embuste para atraparlo.

La cana engaña, el diente miente, y la arruga ¡no deja duda!
 

comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
  • Fotos
    .

Lotería

domingo 23 de septiembre de 2018

  • 6254 1er Premio
  • BDAA Letras
  • 19 Serie
  • 3 Folio
  • 2492 2do Premio
  • 0782 3er Premio