Curiosidades

DOMINGO CACHIMBÓN

DOMINGO CACHIMBÓN

domingo 10 de febrero de 2019 - 12:00 a.m.
Redacción El Siglo
redaccion@elsiglo.com.pa

Quienes andan en trampa se las arreglan para encontrarse, su mente se vuelve creativa para hacerle frente a esa necesidad

Quienes andan en trampa se las arreglan para encontrarse, su mente se vuelve creativa para hacerle frente a esa necesidad de estar con la persona que ama pero que no debe amar, porque, al igual que él, ya tiene otro compromiso; Ellos, Jairo y Mayté, enredaron las emociones una tarde lejana en la que se tropezaron en un centro comercial, y fue allí donde empezó el amorío que ahora los consumía y que solo podían desahogar una vez a la semana, porque cada uno tenía su horario de trabajo y de salida y de llegada al hogar, al que ninguno de los dos había faltado jamás.

El diablo les echó una mano cuando a los dos les tocó libre el domingo, porque la salida a los mandados propios del único día de asueto les dejaba un cantito para darse materile hasta que el cuerpo no pudiera más.

En esas horitas plenas de sexo recogían suficientes recuerdos para ‘mantenerse' vivos en la espera del nuevo encuentro, y hallar cómo enfrentarse al otro escenario donde también debían rendir el todo por el todo para no dar pie a ningún pensamiento que sembrara la insufrible duda.

Pero, ambos, él y ella, olvidaron que bajo el cielo inmenso no hay nada oculto, y una tarde en la que se les fue la mano con la ración sexual, los dominó el cansancio y despertaron algo atrasados, por lo que formaron el correcorre que resultó efectivo porque a la hora habitual estuvieron listos tras convenir que no se enviarían ni un chat ni ninguna otra comunicación hasta el día siguiente, cuando estuvieran en el trabajo.

Media hora después, cuando Jairo se bajó cerca de su casa que se percató de que llevaba las medias al revés, lo que no fue problema porque en el chinito había un baño que alquilaban por 45 centavos y allí entró Jairo a solucionar su problema, seguro de que todo andaba bien, palpó si llevaba el celular y ahí estaba el aparatito fiel hasta la muerte, descargado solamente, según sus cuentas, que era una táctica diaria que él usaba para despistar a su mujer; igual hacía Mayté con su marido, hasta cuando viajaba con él lo apagaba para que si en otro momento la llamaba y sonaba apagado ella pudiera decirle inocentemente: ‘Sabes bien que este aparato anda falluco, se apaga cuando le da la gana'.

Treinta minutos después, cuando las manitas de los hijos de Jairo se extendieron para recibir las golosinas que él les llevaba diariamente, lo hicieron con la inocencia de quien no prevé el peligro, igual su abnegada mujer, en cuya mente no estaba la idea de que esa sería la última vez que cenarían juntos, porque horas después, cuando ya todos estaban casi listos para irse a la cama, y ella, ansiosa de estar con su hombre, apuraba a los pelaos a meterse cada uno en su recámara con el argumento de ‘papito tiene que acostarse ya porque mañana sí debe madrugar', sonaron violentamente la puerta principal y llamaban a gritos a Jairo, quien, desde que oyó el primer toquido, presintió un peligro, y le pidió a su mujer que atendiera ella al visitante.

El visitante no la dejó ni hablar, apenas ella abrió la puerta, aquel entró a la casa con un celular en la mano y acorraló a Jairo en el cuarto preguntándole a gritos si ese aparato era suyo. Solo hasta ese momento cruel, Jairo se percató de que en el apuro, quizás, él había tomado el celular de su amante y ella el de él; en dos segundos se le derrumbó su muro de fidelidad con una prueba tan contundente como fue ver el celular de su padre en manos de un extraño que lo acusaba de haber estado toda la tarde con su mujer en un hotel. ‘Que se lo entregue su marido a la que era mi mujer, yo la dejo hoy mismo', dijo el iracundo quemado cuando la mujer de Jairo le dio el celular que había sacado de la camisa de su marido, quien, por pura vergüenza de saberse descubierto, perdió el control de sus emociones e intentó borrarse él mismo del libro de los vivos.

Deseo: Quiero tirar ese proyectil, y tirarlo lejos.
 

comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
  • Fotos

Lotería

domingo 13 de octubre de 2019

  • 1725 1er Premio
  • DDBC Letras
  • 6 Serie
  • 3 Folio
  • 5472 2do Premio
  • 4486 3er Premio