Curiosidades

Desilusión

Desilusión

miércoles 3 de octubre de 2018 - 12:00 a.m.
Redacción El Siglo
redaccion@elsiglo.com.pa

Itzel pasó la tarde goloseándose lo que ella sintió como un piropo, y cuando llegó a su hogar le preguntó a su marido 

Abelardo creía que era el marido perfecto, sudaba como un animal para conseguir los ‘verdes de la vida' y se los llevaba diciéndole: ‘Aquí está la plata de la comida y de los otros gastos'. Pero olvidaba que toda mujer necesita cariño, y nunca tenía para Itzel ningún gesto del amor que sentía por ella. Por casualidad, Itzel empezó a hallar en Fausto ese faltante que había en su hogar, cuando Fausto le dijo que ‘ese color le quedaba muy bien, que combinaba mucho más con sus rasgos y se ve usted natural, nada me gusta más a mí que ver a una dama con su cabello negro, no hay que ir contra lo natural porque se deforma la realidad', dijo y agregó: ‘me apena ver a una chola o a una negra con pelo rubio, se nota de inmediato que eso no es de ahí, muy duro ese contraste'.

Itzel pasó la tarde goloseándose lo que ella sintió como un piropo, y cuando llegó a su hogar le preguntó a su marido que cómo le veía el su nueva imagen, y Abelardo contestó, sin dejar de mirar la televisión, que no sabía de qué le hablaba. Tuvieron su peleíta por ese motivo, a ella no le cabía en la mente que su esposo ni siquiera se hubiera dado cuenta de que ella ya no era rubia, sino que había vuelto a ser le pelinegra de antaño. ‘Yo no tengo tiempo para fijarme en esas tonterías, yo vengo molido del trabajo y lo único que quiero es cama para descansar, además, esas son vainas de mujeres, solo a los ñaños les gusta ese tema de pelo y tintes, suficiente con que te dé la plata para que lo compres', anunció Abelardo medio cabreado y se durmió.

Y mientras él continuaba su descuido, Fausto ganaba terreno, esta vez ayudó a Itzel a abrir la vasija de la comida, y aprovechó para comentar que siempre la había admirado por esa costumbre de comer sano, y que seguro estaba de que esa era la causa de que estuviera ella delgada y bien conservada. ‘Ay, usted cree que estoy en línea, mire que mi marido jamás se ha fijado en eso', aseguró Itzel turbada, y Fausto arremetió: ‘Debe ser que el marido suyo está en Bosnia o no sé dónde, porque esa realidad salta a los ojos, pero, bueno, Dios le da barba al que no tiene mentón'.

Esa misma noche, por esas travesuras de san Quemón, Abelardo le reclamó a Itzel el estar tan delgada: ‘Estás quedando en el hueso pelado, ya no tienes ni trasero ni busto ni nada, come bien y bastante, ese montón de hojas no alimentan a nadie ni embellecen a ninguna, no se te olvide que yo soy un pana de verdad, a mí me gustan gorditas y con buco carne para agarrar, esa vaina de flacuchentas no me llena a mí'.

Quedó Itzel confundida, y buscó al día siguiente a Fausto para comentarle lo que opinaba Abelardo de su delgadez, y este desgajó un libro en contra del marido de ella, quien quedó casi convencida de que este no la apreciaba y que ella necesitaba con urgencia un hombre que sí la valorara, fue de esa forma que quedó enredada con el compañero de trabajo y coordinaron una visita a esos sitios para solteros o casados escapados, para ‘medirse' allí a ver cómo andaban de cuerpo a cuerpo.

Hasta antes de entrar al sitio, Itzel iba en las nubes, convencida de que era Fausto el hombre que ella necesitaba para compensar lo que no le daban en su hogar, pero la ilusión se trocó en desencanto cuando él le dijo que no cargaba ni medio centavo para pagar la entrada, y que le tocaba a ella sacar la cara. ‘Jamás, nunca pagaré un real para que me cojan, yo no ando en esa onda de algunas dizque liberadas, de mi cartera no sale nada para esa vaina', aseguró Itzel, y Fausto movió la cabeza en señal de que no la entendía, y se fueron, pero él la obligó a bajarse en esa parada tan comprometedora.

Así mismo como lo dice el refrán: ‘Sea por acción o sea por omisión, todo tiene repercusión'.
 

comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
  • Fotos
    .

Lotería

miércoles 17 de octubre de 2018

  • 1379 1er Premio
  • CADB Letras
  • 21 Serie
  • 10 Folio
  • 9879 2do Premio
  • 5703 3er Premio