Curiosidades

Cuando se acaban los celos…

Cuando se acaban los celos…

lunes 1 de octubre de 2018 - 12:00 a.m.
Redacción El Siglo
redaccion@elsiglo.com.pa

Y como una prima se lo dijo a la mamá, esta se antojó de joder a la sobrina, contándole a varios que Georgina 

Eran incontables las veces que Rodolfo se había arrepentido de su matrimonio con Georgina, se lamentaba hasta que le dolieran los sesos de haber cedido, esa lejana tarde, a tocar los senos vírgenes de ella, y aunque habían convenido que esa sería la única caricia que se permitirían, él no pudo parar, apenas tuvo esas dos tetonzonas entre sus manos se pegó a ellas, goloso y sintiendo que el vientre le pedía más, y hasta ahí llegó cordura, ella tampoco lo paró, se llenó de ardor y de ganas, quedando incapacitada para exigirle que no siguiera, y contó después que esa primera vez no había sido tan dolorosa como contaban sus primas, que solo había sido como ‘cuando a uno le meten la aguja para una inyección, algo rápido, y que ella oyó como un ‘trus', algo que sonó cuando aquello se rompió, pero después de eso todo fue dicha y gozo, nunca se me olvidará que fueron seis veces, las llevaré grabadas en mi mente hasta que deje de respirar'.

Y como una prima se lo dijo a la mamá, esta se antojó de joder a la sobrina, contándole a varios que Georgina ya no era ‘señorita', y el cuento llegó hasta el padre de Rodolfo, quien temió que la tía de esta contara que dos de los cuatro hijos de ella, eran de él, se apresuró a casar a su hijo con la que ya no era señorita. El matrimonio tuvo, como todas las relaciones de pareja, sus años buenos y sus años malos, pero estos, cuando aparecieron, llegaron para quedarse, y Georgina se puso perezosa en la cama, angustiada por los celos, reclamona, preguntona, todo se le iba en vigilar hasta lo que ninguna mujer con alta autoestima hubiera notado.

Fue en ese peregrinaje averiguando si Rodolfo tenía otra en el trabajo que conoció a Gabino, el seguridad de la empresa esa, la primera vez le pagó veinte dólares porque este le dijera si había visto algo fuera de lo normal entre Rodolfo y alguna compañera de trabajo; la segunda, él la ayudó a conseguir el número de una ‘resbalosa' que almorzaba todos los días con el perseguido, y la tercera, Gabino no le aceptó ningún real, apenas ella lo llamó con su cantaleta de celos, él la paró diciéndole: ‘Tú no tienes por qué andar celando a tu marido, tú eres una mujer bien amasadita, mami, yo estoy emperrao contigo y yo sí te voy a dar que te falta, pruébame un poquito y verás cómo se te acaba esa angustia'.

No supo nunca ella si fue por la orfandad conyugal en la que ella creía estar o que se entusiasmó con una nueva experiencia íntima en otros brazos o qué, pero quedó encerrada en una habitación fresca con Gabino, quien era un testimonio viviente de ciertos rasgos de los que tienen ascendiente africano, y Georgina se volvió aguas solo con ver aquella herramienta tan diferente en tamaño a la de su marido, y olvidó sus celos absurdos para vivir por vez primera lo que era sentirse plenamente mujer, y de esa ocasión vinieron otras a la par que descuidó por completo a Rodolfo, quien se sintió tan a sus anchas que no se cuidó cuando fue por ahí a regocijarse con una de las pelaítas de la recepción, la que no demoró en salir embarazada, noticia que casi lo derrumba, pensando en cómo decírselo a su mujer, quien se la puso fácil, porque ni siquiera lloró cuando lo supo, con una voz apenas temblorosa le dijo: ‘Tú no preñas, pero ese no es el caso, el caso es que has estado con ella cuando aceptas esa paternidad, así que aquí mismo partimos el queso, yo me voy de la casa y haz lo que te dé la gana, si quieres el divorcio, nos divorciamos, y si no, nos quedamos casados pero separados, yo ahora sí sé lo que es un manduco de macho'.

Rodolfo se quedó con el ojo cuadrado, comprendió en ese momento la veracidad del refrán: ‘Mientras te cela es tuya, cuando no, ya la perdiste'.

Exdoncella: Yo solo sentí como una pinchadita y oí el ‘trus'.
 

comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
  • Fotos

Lotería

domingo 09 de diciembre de 2018

  • 8640 1er Premio
  • ADBB Letras
  • 22 Serie
  • 10 Folio
  • 8640 2do Premio
  • 9051 3er Premio