Curiosidades

Celos de loco

Celos de loco

miércoles 6 de junio de 2018 - 12:00 a.m.
Redacción El Siglo
redaccion@elsiglo.com.pa

Solo la inseguridad de Soto estropeaba el romance, siempre con sus celos sin fundamento y Larissa sobrellevándolo

Al que le pegan los cachos siente que le estrujan con sal el corazón, y queda con una dificultad del tamaño del mundo para volver a confiar, así quedó Soto cuando la esposa se le fue con otro, pero eso no evitó el llamado inaplazable de la carne, y decidió tirarse al charco de nuevo, lo que pronto hizo realidad con Larissa, quien también venía de un desengaño para el que no hay nombre y de esos de los que hay que agarrarse del Supremo para superarlos.

Solo la inseguridad de Soto estropeaba el romance, siempre con sus celos sin fundamento y Larissa sobrellevándolo, pero el infortunio les salió al paso en un restaurante donde festejaban que lo ‘habían hecho' por primera vez y que ambos habían quedado satisfechos. ‘Pobre de aquella que tendrá que degustar una cosita todos los días', pensó Larissa con algo de compasión por la que le había tumbado el marido.

Idéntico a un accidente fue el problema, nadie vio el peligro, de repente, ella sintió que la abrazaban y le besaban la mejilla, fue algo fugaz y repentino como el relámpago. La mano de Soto barrió de inmediato todo lo que estaba sobre la mesa antes de regocijarse en la cara de Pablo, el saludador, quien a la tercera andanada de puño pudo ubicarse en la realidad y se fajó en un cuerpo a cuerpo que terminó cuando vinieron los seguridad del restaurante a pacificarlos, tras una ardua lucha de los seis del equipo que cuidaban el local.

‘Si eres de verdad, espérame allá afuera, vas a probar la mano de obrero, infeliz y desgraciado que deberías desaparecer debajo de un río de lava', le gritó Soto a Pablo, que no comprendía a qué se debía el ataque, pero estaba picado y caminó a la par del otro y apenas estuvieron afuera se agarraron de nuevo ante los gritos de Larissa que temía quedarse otra vez sin el hombre de su vida, al igual que Silvina, la mujer de Pablo, que estaba en el baño cuando él aprovechó para darle a Larissa el saludo que detonó el enfrasque.

La mujer preguntaba a gritos por qué se peleaban su marido y el otro, pero ninguno de los curiosos le contestaba, todos pendientes filmando el encuentro boxístico y gratuito que iba bien hasta el momento en que los contendientes solo utilizaban las manos, pero un golpe bajo doblegó a Pablo, quien supo que estaba perdiendo el combate y miró a su mujer que no tardó en entender la mirada y le lanzó la tijera que ella siempre cargaba en su cartera por cualquier emergencia.

La suerte no estaba con Silvina, que erró el tino y el objeto cayó derechito en las manos de Soto, quien no tardó en buscar donde hundirlo, y fue eso lo que motivó el susto de los mirones que llamaron a la Policía.

El cuerpo de Pablo se estremeció violentamente ante los gritos desesperados de las dos mujeres, una lloraba pensando que el próximo camino de su hombre era para el cementerio, y la otra ya veía a su hombre en la vía hacia la cárcel, poco a poco, como quien lanza sus últimos suspiros, Pablo se aquietó y así lo hallaron los policías. ‘Ese infeliz anda con mi mujer, por eso lo despaché', agregó Soto y se perdió antes de que los de la ley reaccionaran, dejando a Larissa y a Silvina en un dimequetedigo infernal que no pasó a mayores porque llegó la ambulancia a llevarse al herido.

En la convalecencia, Pablo meditó en el hecho y concluyó que él mismo se lo buscó por no corregir la mala costumbre de saludar con besos a las del sexo opuesto sin pensar en que estas pueden andar acompañadas de cualquier celoso de esos que ya rayan en la enfermedad.

Su desgracia empeoró, porque Silvina lo dejó, convencida de que Soto había dicho la verdad, y Soto lo rastreó en las redes sociales para advertirle que la próxima vez que lo viera lo mutilaría: ‘Vas a quedar sin manos ni piernas, a ver cómo te limpiarás el c…'

==85==========

Hombre celoso hace de una pulga un oso.


comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
  • Fotos
    .

Lotería

domingo 23 de septiembre de 2018

  • 6254 1er Premio
  • BDAA Letras
  • 19 Serie
  • 3 Folio
  • 2492 2do Premio
  • 0782 3er Premio