Curiosidades

Un buen vecino

Un buen vecino

lunes 31 de diciembre de 2018 - 12:00 a.m.
Redacción El Siglo
redaccion@elsiglo.com.pa

Este año, todos vamos a comer pavo, pernil, jamón, tamales, ensalada roja y arroz con guandú, anunciaron

Los del barrio Paitillita no creían en las cartas de fin de año, a esa conclusión llegaron tras muchos años de poner, cada 31 de diciembre, sobre papel las actitudes que dejarían en el nuevo año, las libras que rebajarían, los amores que no volverían ni a chatearles, no pintear ni gastar más de lo ganado, ahorrar y echar para adelante que para adelante es para allá. Larga lista que nunca cumplían, por lo que prefirieron no engañarse más y despedir y recibir los años con el pecho puesto.

‘Cada año escribía que dejaría de serme infiel, y nunca lo cumplía, es más, el infarto fulminante le dio en la casa de la otra, o sea que fue esa perra la que recibió su última descarga', dijo en junio la viuda Tomasa, y las vecinas se contagiaron de su pesimismo y acordaron no pedirles más a los maridos que redactaran la carta de Año Nuevo; y se organizaron para la pachanga con la que despedirían el 2018. ‘Todo colectivo, porque un pueblo unido jamás será vencido', gritaron e iniciaron las actividades en pro de los fondos para la comida, el guaro y los regalos.

Este año, todos vamos a comer pavo, pernil, jamón, tamales, ensalada roja y arroz con guandú, anunciaron y así fue; a las once sirvieron la cena en mesas dispuestas en la calle, donde la felicidad adornaba todas las ‘feis', profundos fueron los abrazos de las catorce parejas de esposos participantes, y ni qué decir de las y de los que no tenían consorte en casa. Pura camaradería, pura fiesta, pura alegría dominaba el ambiente cuando, satisfechos todos los estómagos, repartieron los regalos y trajeron dieciséis muñecos para quemarlos apenas el 2019 diera sus primeros pasos.

En una esquina, separado de la vida, como decía él, estaba Chelo, quien antaño se dio gusto dándole queme a su difunta esposa, ahora, bien plantado en el atardecer de sus días, no le interesaban las mujeres, no porque se hubiera cambiado de bando, sino porque ya no se le paraba, y él no creía en que había muchas maneras de hacer sexo, y ni caso le hizo a Castalia, que vino a recordarle que en el verdadero sexo se usan también las manos y la lengua. ‘Coja su esquina que para mí no hay sexo sin manduco', le dijo y siguió observando el panorama. Cuando empezaron a quemar los muñecos y a reventar los cohetes vio al vecino Castor perderse rumbo a su hogar, y supo enseguida que empezaba su misión: vigilar y avisar si el nivel de peligrosidad cogía fuerza.

La calle se quedó pequeña, el ruido infernal por la quema de los 16 muñecos atrajo más gente de otras calles y barrios vecinos. La bailadera empezó y una hora después, Melania, la mujer de Castor, le preguntó a Chelo si había visto a su marido. ‘Acaba de irse para la casa, fue apurado porque no le cayó bien el marrano', le dijo y ella volvió a la zona de baile, pero dos horas después regresó a preguntarle, y Chelo le contestó: Castor vino hace ‘lontaim', pero de nuevo sintió la urgencia y volvió a sentarse.

La vio coger rumbo para su casa y la llamó con urgencia: ‘Venga para acá, Melania, que el pobre Castor iba tan apurado que le di la llave de mi casa que está más cerca. Espérelo aquí, fue al baño y por ahí mismo a tomar una medicina que tengo en mi botiquín'.

La mujer volvió al ruedo y allá oyó que alguien lanzaba al aire un volador solitario, otro dos minutos después, un tercero al minuto, y sintió miedo. Corrió hacia don Chelo que en ese momento le dijo que le echara fresco que los voladores le habían trancado la respiración. Ahí estaba Melania abanicando a Chelo cuando llegó su marido Castor anunciando que se sentía mucho mejor. ‘Tenga su llave, Chelo, esa medicina me compuso enseguida', le dijo Castor y se metió con su mujer a bailar mientras don Chelo los miraba satisfecho de haber apoyado al vecino mientras se daba una escapadita.

A veces, de la actitud de uno depende el destino de otro.
 

comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
    Debate de Vicepresidentes
  • Fotos

Lotería

miércoles 20 de marzo de 2019

  • 3277 1er Premio
  • DDAB Letras
  • 7 Serie
  • 6 Folio
  • 1228 2do Premio
  • 7142 3er Premio