Curiosidades

El bochinche, mal adagio

El bochinche, mal adagio

jueves 13 de febrero de 2020 - 12:00 a.m.
Redacción El Siglo
redaccion@elsiglo.com.pa

Tenía garita de seguridad en la entrada, que los visitantes debían anunciarse con el vigilante privado para que este se comunicara 

En las barriadas, sin importar el nivel adquisitivo, suelen haber vecinos que les interesa más la situación de los demás que la de ellas misma en su hogar. Tal es el caso de una de esos residenciales que construyeron cercano a donde juegan golf, donde una familia, buscando mayor seguridad y en donde los centros educativos estén cercas, compran una casa para vivir.

Tenía garita de seguridad en la entrada, que los visitantes debían anunciarse con el vigilante privado para que este se comunicara con el propietario de la casa y este le diera la autorización para entrar.

El cambio de vivir allí había sido un giro de 360 grados, tenía parques, área social y hasta una piscina, que podía ser utilizada por todos los residentes y sus invitados, pagando una mensualidad para tal fin. A través de los niños que jugaban con los otros se inicia las conversaciones entre Ana, vieja inquilina y Maritza, la recién llegada.

Los temas que trataban eran relacionados con el aumento de las matrículas que habían realizado los colegios particulares que estaban ubicados cercas, igualmente, el largo listado de los libros y los útiles escolares que habían solicitado dichos planteles.

Las conversaciones tomaban otros rumbos, por ejemplo, ¿dónde trabaja ella y su esposo, de que provincia eran oriundos?, en fin cosas más íntimas, que a Maritza, no le parecían que debía responder, ni mucho menos a ella, que acababa de conocer. En una de esas tarde, que estaba en el parque con los niños, insiste en preguntarle el lugar de trabajo del esposo y no le queda más remedio que responderle el sitio y que casualidad, que esta le responde, que ella trabajaba por allí cerca, en Costa Sur.

Un domingo, luego de que Maritza que había ido a misa, en una de las iglesias católicas del sector; pasa a comprar al súper algunos alimentos que se habían agotado durante la semana, para su sorpresa ve a su vecina, que parece andaba haciendo lo mismo. Intercambian palabras y le dice que había visto a su esposo en el carro que llevaba a una mujer todos los días y que ella, con los ojos que se los comerá la tierra,los había visto.

Cuando regresa a su hogar, no le reclama nada a su esposo, sino, que deja que las cosas fluyan de manera normal, continúa preparándole el desayuno y el almuerzo para que lleve al trabajo.

Un día de semana, planificó irse detrás del esposo con mucha cautela, para ver la supuesta mujer que el esposo llevaba al trabajo y no dejarse llevar a primera vista con la información de la vecina.

El esposo en su auto sale a la vía Tocumen, ella hace lo mismo y en la parada de El Parador, el auto se detiene a recoger a alguien, se sube al auto y ella divisa que la mujer es su hermana y precisamente él, su esposo, le había conseguido empleo en un supermercado cercano a su trabajo.

En la tarde enfrenta a la vecina y le dice que la mujer que iba con su esposo, es su hermana, está apenada le pide disculpas.

Un día de semana, planificó irse detrás del esposo con mucha cautela, para ver la supuesta mujer que el esposo llevaba al trabajo y no dejarse llevar a primera vista con la información de la vecina.
 

comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
  • Fotos

Lotería

domingo 15 de marzo de 2020

  • 2431 1er Premio
  • DBBA Letras
  • 15 Serie
  • 2 Folio
  • 8005 2do Premio
  • 7137 3er Premio
Change privacy settings