Curiosidades

A bailar pindín, con mascarilla

A bailar pindín, con mascarilla

sábado 6 de junio de 2020 - 12:00 a.m.
Redacción El Siglo
redaccion@elsiglo.com.pa

Una de las cosas que más ha golpeado a Toñito en la cuarentena es la suspensión de los bailes típicos. El veragüense se pura cepa era de los que i...

Una de las cosas que más ha golpeado a Toñito en la cuarentena es la suspensión de los bailes típicos. El veragüense se pura cepa era de los que iba dos veces al mes, los días de quincena concretamente, a los toldos a tirar el trasmallo. En la mayoría de las veces, la jugada le salía de maravilla. Como todo en la vida, esto requería de una inversión. Costos de taxi, de entradas al toldo, cuota de baile, las frías, el agua para las chichis, las sillas y la mesa y si salía algo bueno, la habitación en alguno de los hoteles de Calidonia. Todo esto no es mayor problema para Toñito porque ya todos sus hijos se valen por su cuenta y quedó viviendo solo en un cuarto de alquiler en Carrasquilla.

Desde que eran pelaos, le recordaba que solo los mantendría hasta los 18 años. Así fue que Toñito quedó con toda la soltura del mundo para recorrer todos del área este, del oeste y los que sobreviven en el centro de la ciudad. A las chichis que Toñito conquistaba en los bailes jamás las invitaba a su cuartito, pensaba que el desmadre que tenía mataba la pasión. Eso de estar ordenando cosas no era lo suyo, lo suyo era comprar un par de frías y escuchar la radio, en los fines de semana que no le tocaba salir. Esos gratos momentos eran los que en estos dos meses y pico lo mantenían vivo. Por estar en los 60, está en el grupo de riesgo y la empresa donde labora le suspendió el contrato. Todo este tiempo se las apaña con los ahorritos que tenía debajo del colchón. Si fuera por el chen chen que ponen en la cédula patea el balde, una vecina le verificó en el internet y fue chifeo total. Con todo y estos problemitas, Toñito confía en que antes de la fiesta de Panamá Viejo puedan abrir los toldos y ya se pueda tirar pasos, aunque sea con mascarillas. Sería una berraquera eso de bailar con la boca tapada, pero si es la única forma de frenar el bicho, Toñito está dispuesto a lanzarse. Toñito fue uno de los que cogió su rabia con el lío de la gallina fina. El don estaba dispuesto a trompearse con todos los que querían que la cantante barriera su par de calles por incumplir la cuarentena. Es más, el don que nunca ha sido de los que disfruta limpiando su aposento, estaba dispuesto a agarrar la vieja escoba que duerme en un rincón de su cuarto para pagar una parte de la multa de la cantante, en caso de que fuera necesario. El don es buen ejemplo de que las causas unen a las personas, antes chifeaba los bailes de la gallina porque las guiales son muy quisquillosas y lo miran de arriba a abajo antes de dar el sí. Ahora, está dispuesto a ir a una de esas presentaciones, aunque eso de las luces lo marean un poco y corra el riesgo que el trasmallo salga vacío.

Por estar en los 60, está en el grupo de riesgo y la empresa donde labora le suspendió el contrato. Todo este tiempo se las apaña con los ahorritos que tenía debajo del colchón.
 

comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
  • Fotos

Lotería

domingo 15 de marzo de 2020

  • 2431 1er Premio
  • DBBA Letras
  • 15 Serie
  • 2 Folio
  • 8005 2do Premio
  • 7137 3er Premio