Curiosidades

Aquí no ha pasado nada

viernes 15 de marzo de 2019 - 12:00 a.m.
Redacción El Siglo
redaccion@elsiglo.com.pa

Gastón no le tocó ni un pelito a Selena ni la insultó, en una esquina lloró con el llanto profundo del niño

Duro es para el hombre encontrar a su mujer enredada con otro en la misma cama conyugal. Así halló Gastón a su amada Selena, en posiciones perturbadoras, pero con otro, que era su amigo de infancia, Gustavito, quien se levantó apenas oyó abrirse la puerta y a la velocidad del rayo se vistió, dispuesto a salvar su vida y, como los cobardes, se fue indiferente al peligro que rodeaba a su amante.

Gastón no le tocó ni un pelito a Selena ni la insultó, en una esquina lloró con el llanto profundo del niño que repentinamente queda en orfandad maternal, mientras, en la otra esquina de la cama donde habían engendrado los cinco hijos, la infiel también soltaba sus lágrimas inútiles.

Alarmados, los vecinos llamaban a gritos a Gastón suplicándole que no se le fuera la mano, que la dejara irse viva, que ya encontraría otra. Alertados por los vecinos llegaron los policías que en un santiamén derribaron la endeble puerta del alquiler.

Los curiosos quedaron dentro del minúsculo cuarto de alquiler, donde vivitos estaban el traicionado y la infiel, ella, desnuda, y los vecinos pudieron deleitar la vista con las protuberancias femeninas.

Intentó vestirse, pero fue cuando reaccionó Gastón y salió de su mudez gritando: ‘NI V… DE ROPA VAS A COGER, TODA ESA HP ROPA TE LA COMPRÉ YO, TE VAS DE AQUÍ YA, PERO NI LO QUE TRAJISTE PUESTO TE LLEVARÁS'.

Nadie reaccionó a favor de Selena, vueltos ojos todos a los senos descomunales que vistos en vivo y a todo color eran un homenaje a la belleza femenina, y fueron saliendo poco a poco del cuarto mientras las vecinas vestían a Selena, más que por solidaridad para evitar que sus maridos siguieran lujuriándola.

‘Quiero ver a mis hijos regresar de la escuela, solo eso, quiero saber cómo les fue en esta primera semana de clases, apenas los vea regresar me iré', les pedía Selena a las vecinas que la apremiaban a irse antes de que Gastón sufriera una mala reacción y le apretara el cuello.

Descuidadas estaban todas, acompañando a Selena a llorar su desdicha, cuando iracundo entró Gastón y ninguna pudo evitar que pusiera sus manos toscas en el cuello de quien hasta unas horas antes era su esposa, y gritándole le exigía una respuesta de vida o muerte para él: ‘Quién fue el primero'.

La gritería femenina dejó oír su súplica: ‘Suéltala, suéltala para que te pueda contestar'. Y el hombre herido en lo más vulnerable de su orgullo fue aflojando hasta que Selena tuvo voz para decirle quedamente: ‘No fue ese, ese que estaba conmigo cuando tú llegaste, ese no fue'.

A los vecinos les quedó para siempre la duda de qué importancia tenía esa respuesta para Gastón, porque el hombre iracundo que entró por esa respuesta volvió a ser el esposo cariñoso que siempre había sido, y con la ternura de quien sabe perdonar el peor de los agravios, agarró a Selena por la mano y él mismo la sentó en el sofá para que viera su novela favorita. ‘Aquí no ha pasado nada', les dijo a los mirones que recularon avergonzados.


comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
    El cáncer persigue a los sobrevivientes del 9-11.
  • Fotos

Lotería

domingo 15 de septiembre de 2019

  • 0039 1er Premio
  • ACCA Letras
  • 22 Serie
  • 3 Folio
  • 9760 2do Premio
  • 8200 3er Premio