Curiosidades

Aquí hay un ladrón

Aquí hay un ladrón

jueves 11 de julio de 2019 - 12:00 a.m.
Redacción El Siglo
redaccion@elsiglo.com.pa

‘Aquí hay un ladrón', gritó Elsa y todos la miraron dudosos. 

‘Aquí hay un ladrón', gritó Elsa y todos la miraron dudosos. Nadie le creía que hubiera puesto el regalo donde ella decía, es más, muchos pensaban que no había traído ningún obsequio, había llegado con las manos peladas y ahora fingía que le habían robado el obsequio ‘carísimo' que pensaba darle a Leandro, el más pesado de la empresa, el que tomaba las decisiones sobre los aumentos y los despidos.

Mientras Elsa gritaba que su regalo carísimo debía aparecer o ella movía cielo y tierra para que el jefe ordenara una revisión, ‘hasta los pantis les van a revisar y no se quedará ningún calzoncillo sin ser ‘pesado', pero mi regalo que le compré a Leandro aparece ya'. La gritería era tal que el mismo Leandro bajó a averiguar el motivo, y dijo que eso no importaba, que para él era suficiente con que los colaboradores hubieran recordado su santo y que con la pachanguita bastaba. ‘Ahora baila un ratito conmigo y ese es su regalo', le dijo cariñoso a Elsa, quien dijo que estaba bien, pero apenas aquel dio la espalda arreció sus investigaciones y hasta apuntó su índice a varias cabezas.

Enseguida surgieron las reacciones, se destacó Lizka, quien llevaba meses con ganas de ‘acariciarle' la cara a Elsa por un comentario malintencionado que aquella había expresado en la cafetería y como nunca falta la pared que escucha, Lizka juró vengarse: ‘Algún día le rompo la boca por haber dicho que yo tengo nalgas de trapo', y se sentó a esperar el momento que ahora le llegaba en bandeja de plata. Se le fue encima y le dijo sin tapujos ‘no seas mentirosa, no se te ha perdido ningún regalo porque tú no trajiste nada, es puro cuento que trajiste un paquetón y que te lo robaron, vamos allá abajo para que las cámaras muestren cuando entraste, solo traías tu cartera llena de chécheres y de tarjetas sin fondo'.

La sorpresa se apoderó de Elsa, que jamás imaginó siquiera que alguien tuviera el atrevimiento de decirle semejante expresión en su cara, y se fue al baño, de donde salió una hora después con la cara lavada y los ojos rojizos.

Ven acá, perra desgraciada, repite de nuevo la calumnia que me gritaste hace un rato, dímela ya, cántamela otra vez, a ver si eres tan bellaquita, gritaba mientras la amenazaba con el palo de la escoba. Las miradas de todos volaron hacia un mismo punto, algunas compañeras lanzaron gritos de auxilio, el silencio fue total y los celulares, ¡por fin!, tuvieron un minuto de tranquilidad.

Lizka no era mujer de dejarse meter los pelos para adentro y se levantó lentamente sin dejar de mirar a la rival, que amagaba una y otra vez…

Luego dio unos pasos para salir de su escritorio y se le paró lo más cerca que pudo, casi cuerpo a cuerpo, caras pegadas y gritó ‘eso eres, una mentirosa, no llegaste con ningún paquete, nada traías, tengo testigos, varios te vieron llegar y ninguno recuerda haberte visto con un regalo, mentirosa, por algo te dejó el de allá abajo, porque te volvías puro cuento, puro bochinche, te gusta acusar sin tener pruebas como si fueras la más honrada. Tú ofendes a diario la palabra honestidad'.

Y le arrebató el palo de la escoba y lo partió en dos. En eso estaba cuando Elsa le soltó un barrejobo que le dio en la mejilla, llenándola de una violencia criminal, en un segundo la agarró por el pelo y se la llevó sin dejar de pegarle hasta una esquina, donde se la tuvieron que quitar para que la empresa no apareciera en una página roja.

Cuando las llevaron ante los administrativos, Elsa se llenó de nervios y dijo que el regalo se le había quedado en la casa y que por eso se había confundido, pero nadie le creyó y el mismo Leandro dio la orden de mandarla para la casa, porque ya esta tenía antecedentes de pereques en la oficina.

La gritería era tal que el mismo Leandro bajó a averiguar el motivo, y dijo que eso no importaba, que para él era suficiente con que los colaboradores hubieran recordado su santo y que con la pachanguita bastaba.
 

comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
    El cáncer persigue a los sobrevivientes del 9-11.
  • Fotos

Lotería

miércoles 04 de septiembre de 2019

  • 3147 1er Premio
  • ADBD Letras
  • 5 Serie
  • 12 Folio
  • 0011 2do Premio
  • 6325 3er Premio