Curiosidades

Amante soltero

Amante soltero

viernes 21 de septiembre de 2018 - 12:00 a.m.
Redacción El Siglo
redaccion@elsiglo.com.pa

Así mismo fue, Jaramillo pasó a ser su amante, lo que lo hacía sentirse como el macho más dichoso del planeta Tierra y los planetas vecinos, todo era felicidad

Diamantina tenía todo grande: los pechos, el trasero y la parte central, Jaramillo probó un viernes esas abundancias y en ellas quedó atrapado. El trueque de líquidos y de plata fue al mediodía, cuando ella salía del baño subiéndose el zíper del pantalón, allí la pilló Jaramillo que iba para el baño. ¡Madre mía, qué es esa vaina, Diamantina!, le dijo él, y ella, al ver la admiración masculina, reaccionó con esa creatividad femenina que surge cuando se necesita dinero.

‘Veinte panchitos y matamos ese caso aquí mismo, a esta hora nadie sube para este lado, seguro que tú nunca has probado una cuca XXXLLL', anunció ella y mostró la ropa interior que apenas podía con la carga de esencia de mujer, todo un suplicio para Jaramillo que era soltero y no se metía con cualquiera por miedo a una enfermedad.

Con esa agilidad para los números, Jaramillo calculó las probabilidades de que subiera algún compañero, y estimó que le quedaban unos veinte minutos escasos, y le dio los veinte billullos que Diamantina guardó en su cartera al tiempo que se iba sacando con una rapidez asombrosa toda la ropa quedando así deliciosa frente al compañero que no podía creer que esa mujer de formas rotundas estaba ahí al alcance de sus manos y de sus labios y de su lengua. Y quedó como el burrito frente a la abundancia de hierba, no le alcanzaban las manos para tocar tanta exuberancia. Loquito casi apretó por un lado, besó las lolas descomunales, las soltó y las apretó con una mano se lmientras con la otra palpaba el fulminante trasero de la bella diamantina, y como le faltaban manos, recordó que tenía en la boca otra herramienta y con ella se encargó de la zona central, parecía una copia triste de un pulpo tratando de disfrutar todo al mismo tiempo.

Tuvieron suerte esa vez, porque terminaron la faena sin sobresaltos, nadie los extrañó. Ella fue a su puesto contenta porque ya tenía los veinte rúcanos para el hindú que nunca fallaba en su peregrinaje de cobros, y sabía que el ánimo de Jaramillo era volver a estar con ella, lo que representaría un ingreso fácil y hasta placentero, porque aquel, en tamaño del falo, era el doble de afortunado que su pobre marido, además de que le había hecho esas cosas que en casa a ella no le hacían.

Así mismo fue, Jaramillo pasó a ser su amante, lo que lo hacía sentirse como el macho más dichoso del planeta Tierra y los planetas vecinos, todo era felicidad, pasaba el día sonreído y callado, disfrutando los recuerdos junto a Diamantina. Pero como no hay dicha que no traiga un perito, la situación se complicó porque Jaramillo quería darle el anillo a Diamantina, quien estaba casada y en su pensamiento no cabía la idea de divorciarse, y se lo dijo clarito, aparte de que le prohibió, con amenaza de dejarlo si seguía jodiendo, preguntarle datos íntimos de Wenceslao, el marido de ella.

‘¿Qué modelo y tamaño de calzoncillos usa el tipo ese?', le preguntó una tarde mientras reposaban para pasar al siguiente encuentro. Fue como mandarla para el sebo, Diamantina se levantó cabreada y le pegó con el celular en la barriga medio alzadita del amante, que también se puso de pie con intenciones desconocidas mientras le gritaba cuándo lo vas a dejar, cuándo, ya yo aboné los anillos, dame una fecha, no podemos seguir así, para cuándo el anillo, mami.

Esta vaina se acabó aquí, no me interesa ese anillo, ya tengo el mío, le dijo Diamantina y se fue, dejando a Jaramillo entregado al llanto y a la desesperación, lo que no pudo superar porque la amenazó con ponerse en huelga de hambre o ir a la casa de ella a poner al tanto al marido. ‘Le voy a contar todo', advirtió embellacado Jaramillo.

‘Anda cuando quieras, que de allá no sales vivo, ya él te anda buscando', le contestó Diamantina, quien se arriesgó retándolo, pero tuvo la suerte de que Jaramillo cogió miedo y renunció al trabajo. Ella quedó curada de espanto y nunca más se ha buscado amantes solteros.

Tetas de mujer tienen mucho poder.
 

comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
  • Fotos

Lotería

domingo 09 de diciembre de 2018

  • 8640 1er Premio
  • ADBB Letras
  • 22 Serie
  • 10 Folio
  • 8640 2do Premio
  • 9051 3er Premio