Crónica roja

El Sastre que desapareció en Río Congo

El Sastre que desapareció en Río Congo

Foto Próxima
domingo 11 de marzo de 2018 - 12:00 a.m.
Pablo Castillo Miranda
pablo.castillo@elsiglo.com.pa

Familia sospecha que lo asesinaron, pero las investigaciones no concluyen.

INVESTIGACIÓN

Conocido en La Chorrera como el sastre, Roberto Olmedo, desapareció sin dejar rastro alguno. Ocho meses después su osamenta apareció en un potrero perteneciente a un familiar: le faltaba un tobillo.

Un 10 de junio de 2016 Roberto Olmedo Tuñón, de 62 años de edad, desapareció de su casa ubicada en el sector de Moscú, en Río Congo, distrito de La Chorrera. Su hermano Miguel Tuñón reportó la desaparición inmediatamente y, a pesar de una intensa búsqueda por parte de los organismos de seguridad en los alrededores de la finca donde vivía, no lo encontraron.

El Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), la Policía Nacional y el Cuerpo de Bomberos de La Chorrera, rastrearon el potrero e incluso lugares circundantes a los predios de la finca, pero no lo encontraron.

Lo amenazaron de muerte

Versiones de un familiar cercano, de nombre Efraín, dijo que Roberto Olmedo Tuñón vivía en la casa de Río Congo, y mantenía una relación amorosa ocasional con una mujer de nacionalidad hondureña residente en el pueblo de El Arado con su hijo de nombre Gustavo, quien no andaba en buenos pasos.

Curiosamente la ex pareja de la hondureña vivía en la parte trasera de la casa, en un cuarto aparte.

Efraín aseveró que vecinos de Río Congo escucharon cuando en varias ocasiones Gustavo amenazó de muerte a su padrastro Roberto Olmedo Tuñón, pero nunca se atrevieron a denunciarlo por temor.

‘Lo amenazó varias veces con matarlo, pero ese muchacho es malo y anda en malos pasos', dijo.

Hipótesis

Israel Maure, sobrino de Roberto, reveló con tono seguro que su familia sospecha de varios pero no tienen pruebas.

‘Mi tío y ella(la mujer hondureña) tenían una relación muy extraña porque ella vivía en el pueblo de El Arado y mi tío vivía en la finca. El a veces venía y se quedaba con la mujer en la casa de ella, pero el primer esposo de la señora vive en la parte de atrás de dicha casa, en otro cuarto', detalló.

Continuó: ‘después que pasó un asunto con mi tío Miguel, allá en Río Congo, que lo golpearon para robarle, él se vino a vivir aquí a La Chorrera, y mi otro tío Roberto Olmedo Tuñón se fue para la casa de su concubina hondureña, pero ella le iba a vender la casa con el terreno al hermano mayor o cuñado de este, y creo que tal vez el ex esposo de ella, al ver que si ella vendía la casa iba a quedar sin lugar donde vivir, pudo ser un motivo para desaparecerlo', concluyó Israel.

Triángulo de amor

Otra de las probabilidades causales del presunto crimen, es que a pesar de que la anterior pareja de la dama hondureña no mantenía la relación amorosa con ella, si vivía en la misma casa, aunque aparte, y la veía y escuchaba a diario, y nadie conoce los sentimientos que albergaba en ese momento el corazón del ex compañero de la mujer de Roberto.

‘Es probable que su ex pareja siga queriéndola, porque en la mayoría de los casos después de una relación amorosa queda una remanencia de sentimientos, y con más razón cuando uno de los dos tiene una nueva condición sentimental', afirmó un abogado especialista.

Dijo que en estos casos las personas pueden llegar al extremo de la violencia psicológica porque no viven en paz, ya que somos seres emocionales y todas las decisiones de nuestra vida están basadas en nuestro estado emocional.

Investigación

La osamenta de Roberto Olmedo Tuñón, fue encontrada ocho meses después de haber desaparecido, en un paraje de la finca de su hermano Miguel, donde vivía.

Lo extraño es que, de acuerdo a una fuente del Sinaproc, en el mismo sitio donde fue encontrada, ellos buscaron el cuerpo pero sin éxito.

Miguel, hermano de Roberto y dueño de la finca, manifestó que al rededor del mediodía del 18 de enero del año 2017, caminaba por la finca en busca de unas varas de madera para reparar la cerca de la propiedad cuando encontró los restos.

Criterio de los familiares de Roberto es la firme sospecha que él fue asesinado en otro sitio y colocado posteriormente en la finca, debido a que cuando desapareció las autoridades realizaron la búsqueda por toda la finca, incluso en el lugar donde fue encontrada la osamenta.

‘Nosotros con Sinaproc buscamos por toda la finca y nunca lo encontramos, incluso debajo del palo de mango donde él solía posar y donde se encontró la osamenta', comentó el sobrino.

Luego que fueron hallados los huesos fueron enviados a la provincia de Chiriquí, a un laboratorio de Antropología Forense, a fin de analizar el tejido óseo y cotejar su ADN con el de familiares para determinar su identificación verídica y precisa.

‘Según el estudio de los huesos indica que no hay fracturas, cortes, golpes o contusiones violentas, solole faltaba un tobillo, y el ADN resultó en un 98 por ciento correspondientes al de Roberto Olmedo Tuñón', asintió Israel.

Una fuente del Ministerio Público sostuvo que este caso aún está abierto, sin embargo, se conoció que a pesar que varias personas fueron indagadas, no hay detenidos hasta la fecha.


comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
    Las más leídas de la semana
  • Fotos

Lotería

miércoles 12 de diciembre de 2018

  • 6152 1er Premio
  • DCCA Letras
  • 16 Serie
  • 8 Folio
  • 1812 2do Premio
  • 7402 3er Premio