Crónica roja

Regresaba a casa y vivió diez minutos de terror

Regresaba a casa y vivió diez minutos de terror
Shutterstock

Durante un asalto no te resistas, entrega todo lo que te pidan, más vale salvar la vida

lunes 11 de febrero de 2019 - 12:00 a.m.
Leadimiro González C.
lgonzalez@elsiglo.com.pa

El robo ocurrió en horas de la noche en calle Monteserín, en Santa Ana

TESTIMONIO

Está nerviosa. Le tiemblan las manos. Se llama Mariela y relata que vivió 10 minutos de terror cuando se dirigía a su casa.

El asalto ocurrió el pasado 26 de enero en calle Monteserín, en el corregimiento de Santa Ana.

Mariela, quien se dedica a vender productos para el bienestar de la salud, fue a la casa de una amiga que la había llamado, porque se sentía mal del estómago y fue a llevarle unos remedios.

Llegó a la casa de su cliente y la atendió. Fue a la salida, recuerda Mariela, cuando fue víctima del asalto.

Terror

-Eran como las 8:45 de la noche del sábado y las calles estaban vacías- cuenta Mariela, moviendo las manos, nerviosa.

- Cuando iba caminando a mi casa vi un sujeto de tez morena que venía de frente a mí. Le vi la cizaña y crucé a la otra calle, pero él hizo lo mismo. Me puse nerviosa. Al acercarse me dijo: ‘Hey, pela, dame el celular y el bolso'.

Mariela dice que en ese momento quedó en ‘shock', sin saber qué hacer.

El ladrón le volvió a exigir que le entregara el celular y el bolso.

La calle, a esa hora, estaba desierta, no pasaba nadie por el lugar ni se asomaba ni un policía para pedirle ayuda.

-¡Atrevido! te metes con una mujer indefensa, ve a trabajar - le dijo para tratar de intimidarlo.

En ese momento, narra Mariela, el ladrón, a quien describió de baja estatura y llevaba una franela blanca y short, sacó de un cartucho blanco que cargaba un arma de fuego y se lo enseñó. Seguidamente apuntó el arma hacia sus pies.

-Dame el celular- volvió a exigirle.

Pensó en su familia

En ese momento, narra Mariela, sintió miedo y rabia a la vez. Pensó en su familia, en sus hijos, en su esposo. Se sintió sola e indefensa. Nadie pasaba para defenderla.

A Mariela, para salvar su vida, no le quedó más remedio que entregarle el celular recién comprado y la cartera con documentos y algo de dinero.

Una vez que el maleante se apoderó del botín salió corriendo y se esfumó entre los callejones oscuros y desiertos del barrio.

-Yo quería corretearlo, darle con un palo, pero no lo hice porque él tenía un arma- recuerda Mariela, dando un suspiro.

Desde entonces, cada vez que sale a la calle, está pendiente de quién se le acerca, porque quedó con el miedo. Tanto que cuando hablé con ella, aún le temblan las manos.

-Esa área es bien peligrosa, sobre todo a esa hora de la noche. Nunca hay policías, falta vigilancia. Por suerte el delincuente no se llevó mis productos, porque la cosas materiales se recuperan, pero no la vida-.

HORA

8:45

de la noche se produjo el hecho violento

RECOMENDACIONES

Evita las multitudes

No saques el celular en sitios de muy alta o muy baja circulación de personas

No cuentes dinero en público

No lleves cartera en bolsillo trasero

Lleva el morral adelante

Presta atención a tu instinto

Atención con la hora y los lugares oscuros: ojo con las esquinas.


comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
  • Fotos

Lotería

miércoles 13 de febrero de 2019

  • 4488 1er Premio
  • BCDC Letras
  • 1 Serie
  • 13 Folio
  • 7293 2do Premio
  • 8530 3er Premio