Crónica roja

‘Mi hijo no sabía nadar', asegura madre de Eiber

‘Mi hijo no sabía nadar', asegura madre de Eiber
José Levy | El Siglo

Vecinos dicen que el pelao era tranquilo y ayudaba a su madre en los gastos del hogar

Foto Próxima
miércoles 21 de noviembre de 2018 - 12:01 a.m.
Leadimiro González C.
lgonzalez@elsiglo.com.pa

El chico desapareció en el río Curundú y ayer hallaron su cadáver

¡AY, QUÉ DOLOR!

El cadáver de Eiber Hurtado Santiesteban fue hallado enterrado entre el lodo próximo a muelle 17 la mañana del martes.

El chico, de 16 años, había desaparecido la tarde del lunes cuando lo vieron por última vez en el sector conocido como El Puente 4 Carriles en Curundú.

Dicen que se estaba bañando cuando de repente desapareció y lo arrastró la fuerte corriente.

‘Mi hijo no sabía nadar y le tenía miedo al agua', asegura su madre sentada en un sillón en la sala de su casa ubicada en el edificio El Galerón. Sus otros hijos la rodean.

La mujer recuerda que la última vez que vio a su hijo fue al mediodía del lunes cuando comió, se fue a conversar a la entrada de la casa con unos amigos y luego no supo más nada.

La mala hora

La mala noticia le llegaría a eso de la 1:00 de la tarde cuando le vinieron avisar que Eiber se había caído al río y desaparecido.

‘Fui corriendo hasta el lugar y cuando llegué solo habían policías y curiosos', recuerda la señora, oriunda de Colombia. Desde entonces no ha podido dormir.

Eiber, según su madre, era un pelao tranquilo, no tenía problemas con nadie y cursaba el Tercer Año en el colegio Bolívar.

‘Era un estudiante regular y estaba en el turno de la tarde', cuenta.

El día de la desgracia no fue a la escuela debido al aguacero que cayó durante la mañana.

‘Era la primera vez que iba a ese lugar', aseguró la doña .

Al chico, según familiares, le gustaba la música reggae y era muy alegre.

Sus vecinos lo describieron como un buen muchacho y ayudaba económicamente a su madre. Salía a vender chicles, mamones, galletas entre otras burundangas por el barrio.

‘Yo estoy segura que mi hijo no se estaba bañando porque tenía su chancleta puesta y la ropa. No sé si lo habrán empujado o él se cayó accidentalmente ', dice la madre.

Recomendaciones

La dolida madre aconsejó a los padres a tener cuidado con sus hijos, sobre todo cuando llueve y los ríos crecen.

‘Hay que evitar que salgan, porque las desgracias ocurren en cualquier momento'.

Ahora esperan darle cristiana sepultura a Eiber en los próximos días. El problema es que no tienen los recursos para el sepelio y esperan que la Junta Comunal de Curundú les dé una mano.

El río Curundú ya se ha cobrado varias vidas. Una de ellas ocurrió en 2008 cuando Ulises Terán, de 12 años, le pidió permiso a su mamá para ir a jugar, pero se fue a bañar al río, se dio un chapuzón, le dio un calambre y se ahogó.

PELIGROSO

Cada vez que llueve el río Curundú se vuelve peligroso y muchos han perdido la vida en sus aguas.

8:00

de la mañana del martes familiares y moradores ubicaron el cuerpo sin vida del muchacho.


comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
    Las más leídas de la semana
  • Fotos

Lotería

miércoles 12 de diciembre de 2018

  • 6152 1er Premio
  • DCCA Letras
  • 16 Serie
  • 8 Folio
  • 1812 2do Premio
  • 7402 3er Premio